Sub 17 Chile

La Sub 17 recuperó confianzas de cara al Mundial de la India

Su reciente titulo en el 4 Naciones de Francia devolvió el alma al cuerpo, extraviada luego de la negativa gira a Norteamérica. Buena inyección anímica a menos de un mes del debut en el máximo certamen. Otra cosa es que baste con ello para una buena presentación.

¿Cuál es el verdadero nivel de la Roja Sub 17?

¿El que la hizo sucumbir en agosto en una gira por Norteamérica o el que le permitió titularse campeona hace una semana en el Torneo 4 Naciones jugado en Francia?

Ojalá prime el del último campeonato, donde venció 1-0 y 2-0 a las selecciones Sub 19 de Bélgica y Polonia, respectivamente, e igualó 0-0 con Francia Sub 17 en la final del cuadrangular.

De ser así, podría mirarse con más optimismo a este corajudo equipo dirigido por Hernán Caputto que disputará el Mundial de India a partir del 8 de octubre próximo.

Chile compartirá grupo con Inglaterra, México e Irak, todos rivales exigentes, pero más todavía británicos y aztecas. Estos últimos ya fueron campeones mundiales de la categoría.

Hace un mes había preocupación. Es que el desempeño en un cuadrangular en Ciudad de México y dos amistosos posteriores en Estados Unidos fue de lo peor mostrado por la Rojita que había clasificado al mundial en el Sudamericano jugado entre fines de febrero y comienzos de marzo en nuestro país.

Dos empates y tres derrotas cosechó en su paso por Norteamérica. Ante Colombia, México, India y Estados Unidos el combinado nacional mantuvo sus dificultades para convertir, pero retrocedió enormemente en su principal virtud: la disciplina defensiva. Once goles encajados en los cinco duelos llamaron negativamente la atención. No era eso lo que se esperaba luego de un semestre de concienzuda preparación.

Al regreso, al parecer Caputto golpeó la mesa, reordenó al equipo y pudo recuperar la concentración habitual de sus muchachos.

En el reciente 4 Naciones jugado en Francia, la Rojita mantuvo su discreto promedio goleador -tres goles en igual número de partidos- pero recuperó su eficacia defensiva manteniendo la valla invicta. Si bien en la final del torneo mucho mérito tuvo el seguro portero Junior Bórquez al bloquear seis claras ocasiones de gol galas, siempre contó con una eficiente ayuda del resto del equipo.

Ahora el plantel entra a la fase final de su preparación.

Esta semana Caputto nominó a 24 jugadores que serán -de no mediar lesiones o sorpresas postreras- los que peleen los 21 cupos definitivos inscritos ante la FIFA a más tarde el 21 de este mes.

Diecisiete de los 24 preseleccionados ya jugaron en el Sudamericano. Es muy posible que todos viajen a la India y que solo queden cuatro pasajes para los incorporados después del clasificatorio.

Atrás, Caputto ya decidió. El arco y la zaga la defenderán los titulares del Sudamericano. Esto es, el iquiqueño Bórquez resguardado por Gastón Zúñiga, Sebastián Valencia, Lucas Alarcón y Diego Oyanedel.

Al medio, los cupos de volantes retrasados y mixtos se los disputan otros cuatro “veteranos”: Mauricio Morales, Oliver Rojas, Martín Lara y Branco Provoste. Como enlaces aparecen Nicolás Bascuñán y Maximiliano Guerrero. En este puesto creativo, Caputto prescindió definitivamente de tres foráneos que en algún momento fueron seleccionados. Ni los “argentinos” Tomás Espinoza ni Brandon Cortés, ni tampoco el “holandés” Giovanni de la Vega (este último impedido reglamentariamente) viajarán a la India.

Arriba, Pedro Campos, William Gama y Antonio Díaz sacaron ventaja por las orillas, mientras que el puesto central se lo disputan los recientemente convocados Ignacio Mesías y Jairo Vásquez, este último proveniente de Estudiantes de la Plata.

A menos de un mes de jugar el máximo certamen todo sugiere que Caputto mantendrá el estilo que logró la hazaña de clasificar en cancha a un mundial Sub 17 después de 20 años. Esto es disciplina táctica, orden defensivo que compromete a los 11 jugadores, moral combativa a toda prueba y máximo aprovechamiento de las pelotas paradas a favor.

Una marca más propia de uruguayos y paraguayos que de chilenos, pero que esta vez dio resultado.

Lo otro, el buen toque y las habilidades ofensivas, seguirá relegado en detrimento de ataques rápidos pero desordenados. Ante dos de sus rivales mundialistas -México e Inglaterra-, que seguramente presionarán contra su arco a la Rojita, es probable que esas salidas veloces otorguen rédito.

Dentro de 27 días, ante Inglaterra, el equipo rendirá su primer examen. Un paso a segunda fase ya sería un premio mayor. Más que eso, por el nivel del equipo y porque salvo en 1993, en esta categoría nunca Chile ha destacado a nivel internacional, es mucho pedir.

Jorge Castillo Pizarro

Jorge Castillo Pizarro

Periodista con dilatada trayectoria en medios escritos como El Mercurio, La Nación, La Época, Diario Financiero, El Mostrador, entre otros.