Foto del partido entre Chile y Omán.

Los diez “no mejores” rivales de La Roja

Gracias a la globalización, el abanico de posibilidades de rivales para la selección chilena ha aumentado considerablemente. Además, tras su reinserción a la primera línea futbolística en 2007, la cantidad de países que han solicitado jugar contra La Roja o los ocasionales rivales que se han acercado a Chile en diversos torneos muchas veces traen aparejado el mote de “incógnitas” o derechamente “paquetes” como se dice en jerga boxeril.

A continuación, repasemos el top ten de esos rivales “olvidados” que alguna vez jugaron contra Chile, con motivo de la presentación de este viernes de Burkina Faso, que deberá esforzarse por no ubicarse en este poco decoroso registro:

Cuba: El primero de dos encuentros ante los caribeños, previos a la Copa América de Venezuela, se disputó el 9 de mayo de 2007 en Osorno, y terminó con un resultado de 3-0. Una semana después, en Temuco, Chile derrotó nuevamente a los cubanos, por 2-0. Eran tiempos de preparación de la Copa América, y por esos días también se enfrentará a Haití (como ahora), partido que terminará sin goles.

Emiratos Árabes Unidos y Omán: En octubre de 2010, la selección de Marcelo Bielsa viaja a una mini gira por Asia, en que se juegan dos partidos con el objetivo de preparar los desafíos para 2011 (año que marcó la salida del rosarino). El 9 de octubre, en un discreto partido (que ni siquiera es transmitido en vivo en Chile), la Roja venció a los emiratíes por 2-0, con goles de Roberto Cereceda (muy cuestionado por esos días ante un eventual castigo por dopaje) y de Pedro Morales. Tres días después, ante Omán, nuevamente Morales se hizo presente en el marcador, señalando el único tanto a los 21 minutos.

Lituania: Antes de Francia 1998, la selección planificó una serie de amistosos con miras a la cita planetaria. Así, se enfrentó a Argentina, Uruguay y Marruecos, entre otros. Sin embargo, el triunfo agónico (merced a anotación de Claudio Núñez en el minuto 90) conseguido ante los lituanos, sirvió para afianzar la confianza de la afición, aun cuando el nivel del rival evocó la preparación a España 1982.

Islandia: En abril de 1995, tres días después de recibir un humillante 6-0 en Lima, la selección dirigida por Xabier Azkargorta buscó lavar heridas enfrentando a un desconocido rival. En el estadio Germán Becker de Temuco, las dudas dejadas 72 horas antes en la capital peruana arreciaron, y sólo el gol de Marcelo Salas salvó al combinado nacional de una nueva decepción, señalando el 1-1. En 2001, durante la Millennium Cup disputada en India (torneo no reconocido con categoría FIFA), Chile derrotó a los islandeses por 2-0. Recién este año, en la final de la China Cup, y con un renovado (y renombrado) equipo islandés, la selección firmó un triunfo por 1-0, claro que los europeos ostentaban su nueva condición de animador del fútbol en su continente.

Zambia: En la fase previa a Sudáfrica 2010, la Selección recorrió el país despidiéndose de la hinchada. En esa gira, se encontró ante una desconocida escuadra africana, que no ofreció resistencia ante las ideas que Marcelo Bielsa estaba plasmando con miras al Mundial. El 3-0, que recién se consolidó con dos goles en los últimos cinco minutos, entusiasmó a la parcialidad calameña, que disfrutó la inédita visita del representativo nacional al reducto de la segunda región.

Jamaica: Tras su histórico debut en Mundiales en 1998, la selección jamaiquina regresó a lugares secundarios, e incluso de tercer orden en el concierto futbolístico centroamericano. Con motivo de la preparación de Chile a la Copa América 2007, se enfrentó por primera vez al seleccionado caribeño. El único gol del partido fue obra de Juan Gonzalo Lorca en el primer tiempo, en la única incidencia rescatable de un encuentro para el olvido, que también hizo historia por no ser televisado.

Estonia: Junto a Paraguay, los estonios se constituyeron en los rivales de la despedida de la Selección antes de partir a la Copa América de Argentina, en 2011. Y lo visto aquella jornada de junio en el Estadio Monumental fue un excelente apronte. La Roja plasmó con un 4-0 las enormes diferencias frente a un rival, que recién pateó al arco a los 35 minutos del primer tiempo.

Armenia: Chile inició 1997 con el objetivo de consolidar su clasificación al Mundial de Francia. En aquel escenario, y antes de enfrentar a Perú, en Lima, por las Clasificatorias, la Selección recibió a Armenia, que contaba como único referente a Arsen Avetisyan, Botín de Oro europeo en 1995. El marcador final de 7-0, permitió ver en cancha a jugadores que finalmente no llegarían a la cita gala, como Fernando Vergara y Jaime Riveros (anotaron dos goles cada uno) o a Rodrigo Goldberg, que luchó denodadamente durante el partido para conseguir un gol, lo que finalmente no consiguió.

Corea del Norte: Es, sin dudas, el rival más exótico que ha enfrentado nuestra selección, considerando los desconocidos antecedentes que se poseían de los norcoreanos, que llegaron casi por accidente al Mundial de Inglaterra 1966. El partido se disputó en Middlesbrough y consignó las anotaciones de Rubén Marcos (de penal) y de Seung Zin, cuando el partido expiraba. Chile condicionó su clasificación, mientras que los asiáticos, con su recordada victoria ante Italia por 1-0, timbraron su avance a cuartos de final.

Tahiti: Dos enfrentamientos no oficiales ante el combinado oceánico registra la Selección. El primero, en 1973, finalizó con marcador de 10-1, y se enmarcó en el año decisivo en que la Roja buscaba pasajes a la Copa del Mundo Alemania Federal 1974. El segundo enfrentamiento es más reciente y se dio en junio de 2013, en Chillán. Lo curioso del duelo en la Octava Región es que nuestro representativo era la Sub 20, que se preparaba para el Mundial de la especialidad en Turquía. Su rival, con la plantilla estelar, hacía escala antes de llegar a Brasil, donde tomaría parte de la Copa Confederaciones. El marcador fue 7-0 en favor de la Rojita, que regresaría desde tierras turcas tras alcanzar los cuartos de final del certamen.

Carlos Pérez

Carlos Pérez

Historiador. Licenciado en Educación de la Universidad de Los Lagos. Se ha desempeñado como docente y académico en distintas escuelas e institutos. Además, fue redactor de la sección deportes de El Mostrador.