RM 4-1 JUV

Real Madrid, primer bicampeón de la Champions

El cuadro español defendió el título conseguido el año pasado apabullando a Juventus. La enorme diferencia del 4-1 se produjo en el segundo tiempo, después de una etapa inicial abiertamente favorable a los italianos. Ronaldo anotó dos goles y se consagró máximo goleador del torneo.

El primer bicampeonato en la historia de la Champions League y su duodécima orejona consiguió el Real Madrid en Cardiff al derrotar por 4-1 a Juventus en un partido jugado a intensidad máxima y ritmo frenético, pero con altas dosis de buen fútbol.

Dos de los goles fueron anotados por su máxima estrella, Cristiano Ronaldo, considerado el mejor jugador del mundo en la actualidad. Con esas anotaciones, el portugués se alzó como goleador de esta versión de la Champions con 12 anotaciones, una más que Lionel Messi, el astro del Barcelona.

El equipo italiano aspiraba a su tercer título en la Liga de Campeones después de obtenerlos en 1985 y 1996. Su último duelo con el Real Madtrid en esta instancia había sido en 1998, en Amsterdam, donde perdió por la cuenta mínima. Los cuatro goles recibidos en esta ocasión igualan la cantidad de contrastes lamentados en los 12 partidos que disputó para llegar a la final.

DOBLE ESPECTÁCULO

A la usanza de los espectáculos que se realizan en los descansos de la Superbowl estadounidense, el Estadio Nacional de Gales presentó antes del partido un breve show que encantó por las luces y colores y desencantó con la música porque en el conjunto pop Black Eyed Peas ya no está Fergie, su principal figura. Se calcula que 200 millones de televidentes observaron la actuación de los hiphoperos californianos.

El partido brindó sorpresas iniciales. Al revés de los esperado Juventus asumió el control del juego y se instaló en terreno ajeno sin permitir que Real Madrid enhebrar su juego tradicional.

Un cabezazo suave y una disparo violento, ambos de Gonzalo Higuaín, fueron las primeras alarmas para la defensa merengue. Y a los 6’, un balazo de Miralem Pjianic provocó una reacción fenomenal del arquero Keylor Navas para evitar la apertura de cuenta.

Pasado el cuarto de hora inicial, el cuadro merengue pudo por fin tener la pelota, pero sin acercarse al arco de Gianluigi Buffon. La primera vez que lo consiguió fue gol: Karim Benzema habilitó a Ronaldo, este se juntó con Dani Carvajal y al recibir la devolución empalmó un derechazo cruzado, violento y rasante. El arquero italiano no volvió a tocar la pelota hasta los 43’, cuando cortó un centro de Carvajal.

Era injusto el marcador por lo que mostraban los protagonistas. Los italianos mantenían el control y asediaban sin pausa. Los madrileños resistían casi sin salida. El croata Mario Mandzukic aprovechó un pivoteo de Higuaín para, de mediavuelta, superar a Navas.

En medio de un encuentro de calidad superior, nuevamente un árbitro alemán dio la nota desafinada. Felix Brych no sancionó con penal una mano de Ronaldo, que estaba en la barrera en un tiro libre, y dejó sin castigo un alevoso codazo de Benzema  a Pjanic. Como compensación le regaló un córner al equipo blanco.

VENDAVAL MERENGUE

En la segunda etapa, los papeles se cambiaron. Real Madrid copó territorio italiano y comenzó a darle trabajo a Buffon. Un zurdazo de Luka Modric remeció las manos del arquero y otro de Isco se perdió cerca de un poste. El premio a la insistencia llegó a los 61’, cuando Casemiro recogió un rechazo débil y desde 30 metros clavó el balón junto al tubo derecho de Buffon después de desviarse levemente en el cuerpo de Sami Khedira.

No hubo reacción de Juventus. El juego de Real Madrid se convirtió en un vendaval que abría forados por todas partes y que dos minutos después encontró premio con la segunda anotación de Ronaldo. El gran gestor de esa conquista fue Luka Modric, uno de los mejores en un equipo que no tuvo puntos bajos.

Con el marcador ampliado, el equipo que dirige Zinedine Zidane se dio un festín de toques, mientras los jugadores de Juventus golpeaban para rescatar el balón, Si en el primer tiempo el cuadro de Turín había rematado en ocho ocasiones, contra cinco de su rival, hasta ese momento exhibía un solo intento de llegar al gol contra nueve de los merengues.

Sólo un susto pasó Navas en la media hora final: un cabezazo de Alex Sandro.

La guinda de la torta la puso Marco Asensio, que había ingresado por Isco, el finiquitar desde muy cerca gracias a un genial desborde de Marcelo.

Así, Real Madrid celebró por segundo año consecutivo la obtención de la copa más preciada entre los clubes europeos, algo que nunca antes había ocurrido desde que se disputa la Champions League. Antes, cuando se llamaba Copa de Campeones, el cuadro madrileño ganó el torneo cinco veces consecutivas, guiado por Alfredo SiStefano, y hubo varios quipos de distintos países que se la adjudicaron en años seguidos.

 

PORMENORES

CANCHA: Estadio Nacional de Gales, en Cardiff.

PÚBLICO: 74.000 personas, aproximadamente.

ÁRBITRO: Feliz Brych, de Alemania.

REAL MADRID (4): Keylor Navas; Dani Carvajal, Raphael Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Luca Modric, Casemiro, Toni Kroos  (88’, Álvaro Morata), Isco (81’, Marco Asensio): Karim Benzema (76’, Gareth Bale) y Cristiano Ronaldo. DT: Zinedine Zidane.

JUVENTUS (1): Gianluigi Buffon; Andrea Barzagli (88’, Juan G. Cuadrado), Leonardo Bonucci, Giorgio Chinelli, Alex Sandro; Dani Alves, Sami Khedira, Miralem Pjanic (70’, Claudio Marchisio), Paulo Dybala (77’, Mario Lemina), Mario Mandzukic; y Gonzalo Higuaín. DT: Massimiliano Allegri.

GOLES: 20’, Ronaldo, 61′ Casemiro, 64′ Ronaldo, 90′ Asensio (RM); 27’, Mandzukic (J)

AMONESTADOS: Dybala, Pjani, Cuadrado y Sandro (J); Ramos, Carvajal y Kroos (RM).

EXPULSADO: 83’, Cuadrado, por doble amonestación.

Julio Salviat

Julio Salviat

Periodista de la Universidad Católica. Premio Nacional de Periodismo Deportivo (1996). Experiencia en importantes cargos de distintos diarios, revistas y radios.