100 años del Santa Laura: “Es mi casa, ahí están mis sueños”, dice Fernando Astengo

Serie sobre el centenario del recinto de Plaza Chacabuco. “Independiente de que no vaya hace mucho tiempo o que no esté vinculado a Unión, es parte de mi vida”, comenta el “León”, que se formó desde los doce años en Unión Española.

Por EL ÁGORA / Foto: ARCHIVO

“Tengo tremendos recuerdos de Santa Laura. De chiquitito nos subíamos a la tribuna y mirábamos al antiguo estadio de Católica. Me acuerdo que nos subíamos un poquito al muro y mirábamos una piscina que estaba detrás de un arco, caía la pelota y tenían que sacarla. Recorríamos los baños, los camarines, el túnel cuando salíamos previo a los partidos. Son muchas emociones que tengo de mi casa futbolística. Es mi casa sentimental y la casa en que cumplí mis sueños”, comenta Fernando Astengo, que llegó al las divisiones inferiores de la Unión Española a los doce años.

“Ahora que se conmemoran los 100 años, son recuerdos especiales. Para mí Santa Laura es la cuna de mis comienzos como futbolista. Tengo una relación sentimental muy grande cuando veo partidos en ese estadio, porque tengo enormes recuerdos. Cuando veo la pelota paseándose me acuerdo cuando tenía que salir a los cruces, o cuando tenía que ir a los córners”, confiesa el ex seleccionado nacional.

Al momento de recordar un partido especial en Santa Laura, Fernando Astengo menciona uno disputado en 1985 entre la Unión Española y Everton: “Hice un gol con pase de Jáuregui, que hace poquito nos dejó. Le pegué de revés. El arquero salió tratando de anticiparme al borde del área y le cacheteo la pelota que se demoró muchísimo en llegar al arco. Se clavó en la red, en un ángulo. Fue un golazo, el estadio estaba lleno”.

“Ese partido fue especial, porque aparte de ser compañero de Jáuregui, soy padrino de Arturito, el primer hijo que tuvo. Teníamos una relación muy entretenida, muy divertida, era de mucha broma. Lamentablemente se nos fue, pero siempre recuerdo su pase extraordinario. Arturo tenía una gran técnica y veía cosas que uno no veía en la cancha. Me he acordado siempre de ese gol. Fue en 1985”, apuntó emocionado el “León”.

“La celebración fue tremenda. Me fui a colgar de la reja, donde estaba la barra detrás del arco, porque fue un golazo. Debe haber sido uno de los goles más lindos que hice. Gracias a Dios tuve la posibilidad de convertir harto, siendo defensa central. Ese fue un gol muy parecido al que le hice a Brasil en la Copa América del 87”, complementó Astengo.

Una formación de Unión Española con Fernando Astengo. Están, arriba, Daniel Fuentes, Víctor Fuentes, Claudio Vásquez, Joel Molina, Astengo y Eduardo Azargado. Abajo, Rodrigo Valenzuela, Ramón Tapia, Mauricio Pozo, Claudio Spontón (argentino) y Enzo Azambuja (uruguayo).

Como entrenador, su mejor recuerdo en el recinto de la comuna de Independencia ocurrió en la Copa Chile de 2013: “Como técnico, me acuerdo por Temuco haberle ganado un partido a la Universidad de Chile en Santa Laura. 1-0, en el debut de Marco Antonio Figueroa en la U. Marcelo Salas estaba muy contento”.

El ex central de Colo Colo y Gremio comparte sus sensaciones que le despierta el estadio que hoy cumple cien años: “Estoy muy agradecido de Santa Laura y de la gente de Unión Española, por haberme dado la posibilidad de poder convertirme en jugador profesional. Cuando escucho Santa Laura se me viene a la mente mi vida, de hecho hace poco conversaba con mi señora y por esas cosas de la vida le comenté el gol que hicimos con Arturo, para que se den cuenta que son momentos importantes”.

“Santa Laura es mi casa, ahí están mis sueños. Independiente de que no vaya hace mucho tiempo o que no esté vinculado a Unión, es parte de mi vida, de mis sueños de ser jugador de fútbol, de jugar de muy chiquitito ahí en la cancha dos y ser cadete trabajando desde los doce años ilusionándome con ser futbolista. Es parte de mi vida. Tengo mi casa, obviamente, pero mi casa futbolística es Santa Laura”, finalizó Fernando Astengo.