Ñublense quedó cerca de llegar al salón VIP de la Libertadores

El cuadro chillanejo doblegó 2-1 a Curicó Unido como visitante y quedó en segundo lugar de la tabla a falta de una fecha para el término del torneo.

Por SERGIO GILBERT J. / Foto: AGENCIAUNO

Se esperaba que el duelo entre Curicó y Ñublense fuera de esos para ver y gozar. Y la verdad es que, si bien no alcanzó cotas altas en lo técnico, sí que regaló intensidad, emoción y, por cierto, más de un raspado entre los protagonistas.

Y la expectativa era alta porque se trataba del choque entre dos de los grandes protagonistas del campeonato que, aunque ya están con justicia clasificados a la Copa Libertadores del próximo año, jugaban una especie de final anticipada para definir cuál de los dos irá directamente a la fase de grupos y cuál deberá enfrentar la primera fase de clasificación del torneo internacional.

Por ahora, el premio mayor lo tiene Ñublense, que logró imponerse por 2-1 a los curicanos en su propio estadio, y depende de sí mismo para consolidar el objetivo. ¿Cómo lo hará? Sacando el próximo fin de semana ante Colo Colo, como local, al menos el mismo resultado que obtenga Curicó en su visita a Coquimbo. El botín sólo se le escapará de las manos a Ñublense si pierde con los albos y Curicó les gana a los piratas. De ser así, ambos equipos quedarían igualados en puntaje, pero la diferencia de goles favorece a los curicanos.

MAYORES VARIANTES

En la suma y resta, el triunfo de los dirigidos por Jaime García en La Granja se antojó justo por dos razones fundamentales: tuvo poder de reacción cuando parecía superado por el rival, y mostró mayores variantes en el tramo final del partido.

Vamos a lo primero. El gol inicial de Mario Sandoval para el dueño de casa, más que golpear a los visitantes, los incentivó a buscar con más ahínco el control de la pelota. Pese a que Curicó parecía tener buenas expectativas de llevar el partido a sus márgenes, fue Ñublense el que guiado por Mateos logró llevar las acciones al arco contrario.

Cuando Alex Aravena convirtió el empate, quedó en evidencia que la fórmula de tener la pelota y hacerla circular rápido le estaba dando resultados.

Curicó no supo salir del embrollo y ya en el segundo tiempo evidenció una debilidad que, a la postre, fue el segundo motivo que explica su derrota: la falta de variantes.

El DT Damián Muñoz no pudo disimular nunca las ausencias de Cahais, De la Fuente y Leiva y menos encontró en la banca alguna solución de última hora.

Ñublense, en cambio, sí tenía mejores cartas. Con el gol de Guerra que le daba la victoria se rearmó tácticamente y si bien dejó venir al rival a su área, estuvo poco urgido, sabedor que el partido lo tenía controlado.

Los chillanejos celebraron en La Granja, pero saben que la historia aún no está dicha. El duelo entre coperos sumará otro capítulo que, por cierto, de nuevo genera expectativas.

PORMENORES

Campeonato Nacional, fecha 29.

Estadio: La Granja, Curicó.

Público: 7.256 personas.

Árbitro: Rodrigo Carvajal.

Curicó Unido (1): F. Cerda; J. P. Gómez, F. Bechtholdt, J. Rojas, Y. Opazo; M. Sandoval, A. Nadruz, R. Albornoz; B. Oyarzo; R. Holgado y F. Castro. DT: Damián Muñoz. Cambios: 56’, F. Fritz por Albornoz; 65’, D. Coelho; 84’, M. Cortés por Opazo.

Ñublense (2): N. Pérez; B. Cerezo, N. Vargas, R. Caroca, J. Campusano; F. Mateos, L. Reyes, M. Moya; P. Rubio, N. Guerra y A. Aravena. DT: Jaime García. Cambios: 71’, M. Rivera por Moya; 81’, F. Cordero por Guerra; 90+1’, E. Guerrero por Aravena.

Goles: 8’, Mario Sandoval (CU); 33’, Alexander Aravena (Ñ); 60’, Nicolás Guerra (Ñ).

Tarjetas amarillas: Cerezo, Vargas, Guerra, Campusano, Rivera y Pérez (Ñ); Oyarzo y Cerda (CU).

Expulsado: 90+5’, Mario Sandoval (CU), por doble amonestación.