A cruzar los dedos y contener la respiración: ¿Retornará la Premier League el 17 de junio?

Entregamos un completo panorama de los preparativos para el retorno de la competencia británica, para la gran mayoría de los futboleros: la mejor liga del mundo.

Por John Botham, desde Inglaterra 

Ahora es oficial: la Premier League recomenzará el 17 de junio después de una interrupción de casi tres meses debido a la pandemia de coronavirus.  Los primeros partidos serán Manchester City contra Arsenal y Aston Villa contra Sheffield United. Después de estos encuentros cada equipo tendrá que jugar nueve más sin hinchas en los estadios. Por esta razón, todos los 92 partidos que restan serán televisados en distintas plataformas para cumplir con las obligaciones contractuales de la liga. Sin embargo, las restricciones de la cuarentena solamente están comenzando a ser levantadas en Inglaterra, en pequeños pasos, lo que significa que todavía hay riesgos significativos de infección. Aun así, casi todas las partes interesadas esperan con entusiasmo que retorne el fútbol televisado.

El gobierno ha dado su apoyo a las propuestas, tal vez para distraer atención de su mal desempeño en la lucha contra el virus. En otras palabras, los políticos oficialistas están desesperados porque la gente empiece hablar nuevamente de fútbol.

La liga informó a los clubes que iban a perder más de un billón de libras en ingresos si los contratos con la televisión no se respetaban, entonces son las presiones comerciales las que han concentrado las mentes. Pero algunos clubes tienen más ansias que otros por reanudar el torneo. Obviamente Liverpool está más desesperado que el gobierno por la reapertura de los estadios: sólo necesita ganar dos de los partidos que faltan para ser campeón por primera vez en 30 años. Otros clubes, temiendo el descenso, pensaron que podrían ser salvados de la caída si la temporada 2019-20 se declaraba nula o si las fechas restantes se organizaban en canchas neutrales (relegar equipos a la Championship en esas condiciones se considera injusto). La lista contiene seis equipos al final de la tabla, incluyendo a Brighton, que, aunque está en la posición número 15, tiene partidos difíciles por jugar. La Asociación de Fútbol inglesa ha determinado que habrá relegación, aun cuando tanto Brighton como Watford – otro equipo en la pelea por escapar el descenso – tienen jugadores que han dado positivo en el test de Covid-19.

Los jugadores se han negado a aceptar cualquier reducción de sueldo desde que se suspendió el campeonato, no obstante el hecho de que muchos clubes hayan puesto al resto de su personal en “furlough” (permiso con 80% de sueldo, pagado por el gobierno), lo que no le ha parecido bien a la opinión pública. Los futbolistas de la liga han estado entrenando solos o en pequeños grupos por más de una semana ya y ahora están a punto de empezar a prepararse como equipos, autorizados a taclear pero manteniendo el contacto innecesario al mínimo.

En su mayoría están deseosos de volver a jugar y han recibido garantías de que podrán hacerlo en forma segura. Todos los jugadores son testeados dos veces a la semana y quien dé positivo debe ponerse en cuarentena absoluta por siete días. De un total de 2752 exámenes realizados hasta el momento, doce individuos, jugadores o personal, han aparecido como portadores del virus. No cabe duda de que el riesgo todavía existe y las consecuencias para los futbolistas de minorías étnicas y sus familias pueden ser severas (la población BAME, “Black, Asian and Minority Ethnic”, es estadísticamente más vulnerable a la enfermedad). Esto se ha traducido en críticas a los planes de reapertura por parte de jugadores de color. Sin embargo, se espera que aun el capitán de Watford, Troy Deeney, quien tiene un niño pequeño que sufre de una aflicción respiratoria, reanude su entrenamiento la próxima semana.

A pesar de todo, el dinero habla. La Bundesliga ha mostrado cómo se puede hacer esto y la Premier League seguirá sus pasos. A cruzar los dedos y contener la respiración hasta el 17 de junio.