A la U se le vino la noche: perdió y terminó con dos expulsados

Los azules no pudieron con la gran actuación del meta evertoniano Franco Torgnascioli, les anularon el gol del empate y vieron la roja Domínguez y Tapia.

Por SERGIO ANTONIO JEREZ / Fotos: AGENCIAUNO

Las derrotas no siempre pasan por los aciertos del rival, muchas veces castigan los errores propios. Y no es que le vaya a quitar méritos al trabajo de Everton, porque, sin duda, supo hacer lo suyo, acertar cuanto tuvo la oportunidad y contar con un arquero que evitó tres o cuatro goles contrarios con tapadas decisivas.

Pero eso no bastaba para ganar el partido. Y si lo hizo fue porque Universidad de Chile, una vez más, se equivocó en momentos clave. Primero, desatenciones en los goles viñamarinos, soltando la marca de Sáez y de Campos y permitir que anotaran con cierta libertad, imperdonable, en especial cuando es con pelota detenida. Y después, despilfarrando las numerosas ocasiones que tuvo para convertir, más allá de la gran actuación del meta uruguayo de Everton.

¿Mejoró en algo la U tras el receso? No mucho. Quizá volvió con más dinámica y con la clara idea de presionar la salida del rival. Pero eso de nada sirve si a la hora de concretizar todo no aciertas con el arco. Porque es una obviedad decir que los partidos se ganan con goles. Y si fallas tantas, es casi lógico pensar que el rival no te va a perdonar.

¿El gol anulado? Una lástima para Marcelo Morales –que hizo un gran partido, el mejor que le hemos visto-, porque entre Assadi y él había armado la jugada para que la culminara Palacios. Pero el VAR dijo otra cosa, ya que el uruguayo estaba en posición de adelanto en la jugada previa y el empate, en el epílogo, ya no fue.

Aparte, con la expulsión de Domínguez y Tapia –uno por doble amarilla y el otro por reclamar, lo más probable, de mala manera- se le crea a Pellegrino un problema extra: dos centrales menos para el compromiso con la UC este fin de semana. Y si se le suma que Guerra está suspendido por tarjetas amarillas, armar el contingente no será fácil para el técnico azul. Pero ese ya es otro cuento.

Nery Domínguez cometió un torpe foul casi en la mitad de la cancha y le costó la segunda tarjeta amarilla.

PORMENORES

Campeonato Nacional, fecha 26.

Estadio: Santa Laura.

Público: 10.609 espectadores.

Árbitro: Francisco Gilabert.

Universidad de Chile (1): C. Toselli; J. P. Gómez, L. Casanova, I. Tapia, M. Morales; J. Fuentealba, R. Cordero, N. Domínguez, F. Mateos; C. Palacios, N. Guerra. DT: Mauricio Pellegrino. Cambios: 65’, L. Assadi por Fuentealba y Y. Andía por Gómez; 90’, I. Poblete por Mateos y F. Lobos por Guerra.

Everton (2): F. Torgnascioli; S. Pereira, J. Barroso, D. Oyarzún; C. Medina, B. Berríos, A. Madrid, L. Sequeira; J. Cuevas; M. Campos, S. Sáez. DT: Francisco Meneghini. Cambios: 65’, L. Montes por Cuevas; 73’, P. Sánchez por Sequeira; 78’, V. Vega por Medina.

Goles: 30’, Sebastián Sáez (EVE); 42’, Cristian Palacios (UCH); 51’, Matías Campos (EVE).

Tarjetas amarillas: Domínguez, Morales y Toselli (UCH); Pereira y Torgnascioli (EVE).

Expulsados: 87’, Nery Domínguez, doble amarilla (UCH); 90+6’, Ignacio Tapia (UCH).