A Palestino le bastó con la cabeza de Agustín Farías

Los árabes derrotaron a Curicó Unido con un testazo del volante central para alejarse de los lugares de peligro, donde los “torteros” siguen sumergidos.

Por SERGIO ANTONIO JEREZ / Fotos: PHOTOSPORT

Por un lado, un local que en casa ya llevaba cinco traspiés seguidos. Por el otro, un visitante que no había sumado mucho, apenas un festejo, en esa calidad. Y ambos con un momento parecido en cuanto a rendimiento. Curicó Unido con sólo 13 puntos, Palestino, con 16. Entonces, se esperaba que el trámite pudiera ir por lados diferentes. O se jugaba con miedo a sufrir o se arriesgaba para sacarse la mala racha de encima. Sin embargo, para bien del espectáculo los dos cuadros se decidieron por lo segundo.

Y en ese predicamento, curicanos y palestinistas ofrecieron un primer tiempo intenso, disputado fieramente, con afanes ofensivos valorables, aunque ello no se tradujera en goles.

Equilibrado, por cierto, todo pudo cambiar a los 43 minutos, cuando un intento de Jason Flores terminó con el balón estrellándose en el horizontal cuando la hinchada local ya festejaba lo que era un golazo. Y como suele ocurrir, más seguido de lo que se pudiera creer, un gol perdido es un gol al otro lado. Apenas dos minutos después un cabezazo medido de Agustín Farías le cambió el curso al duelo.

Con el 1-0, Palestino le entregó la responsabilidad y la pelota a su rival, optando por defenderse y esperar que un contragolpe, para lo cual cuenta con gente capacitada para ello, le diera réditos.

Curicó intentó cambiar el curso del compromiso con variantes bastante lógicas. Ingresaron Augusto Barrios y Mario Sandoval y con ello ganó control del balón y más generación de acciones en ofensiva. Se soltó Zavala y comenzaron a llegar las opciones, por más que no fueran muy pulcras.

Desordenado y todo, el equipo de Damián Muñoz pareció encontrar la solución al drama cuando quedaba poco del tiempo reglamentario. Penal de Vejar a Zavala y la responsabilidad de Federico Castro de igualar las cifras. Apunte aparte, su único gol en el certamen lo había conseguido justamente desde los doce pasos. Pero, el poste impidió el gol, cuando Rigamonti volaba hacia el otro lado, abortando el festejo curicano.

Al cabo, como dijo Fabián Cerda, el portero local, no queda otra que seguir trabajando, ya con miras al próximo compromiso, nada menos que con Colo Colo, el jueves venidero en el Monumental.

Para Palestino, la tranquilidad de alejarse del fondo y pretender cosas mejores, con la mente puesta en ratificar la recuperación el viernes, ante O’Higgins, en La Cisterna.

El portero Rigamonti vuela a su derecha, mientras observa cómo el vertical lo salvará del penal pateado por Federico Castro.

PORMENORES

Campeonato Nacional, fecha 14.

Estadio: La Granja de Curicó.

Público: 3.129.

Árbitro: José Cabero.

Curicó Unido (0): F. Cerda; R. de La Fuente, O. Merlo, M. Cahais, S. Cabrera; J. Flores, A. Nadruz, Y. Leiva; C. Zavala, D. Coelho, N. Barrios. DT: Damián Muñoz. Cambios: 57’, A. Barrios por Cabrera y M. Sandoval por Leiva; 70’, F. Castro por N. Barrios; 81’, T. Figueroa por Flores.

Palestino (1): C. Rigamonti; B. Rojas, C. Suárez, A. Ceza, B. Véjar; F. Cornejo, A. Farías, F. Chamorro, M. Dávila; B. Barticciotto, M. Salas. DT: Pablo Sánchez. Cambios: 65’, J. Benítez por Barticciotto; 72’, B. Carrasco por Chamorro; 90’, M. León por Cornejo.

Gol: 45’, Agustín Farías (P).

Tarjetas amarillas: Merlo, Cahais, Zavala (CU); Rigamonti, Barticciotto (P).

Expulsado: 90+8’, Mario Sandoval (CU).

Incidencia: 90+3’, Federico Castro malogró tiro penal.