A partir de agosto entrará en vigencia la nueva Ley de Acoso Laboral

Conocida también como la «Ley Karin», esta normativa busca mejorar las condiciones laborales y castigar prácticas como acoso laboral, sexual y la violencia en el trabajo.

Por CRISTIÁN CARRIÓN N. / Foto (referencial): ARCHIVO

Las cifras son dramáticas. Una encuesta de 2023 señaló que el 70,1% de los chilenos alguna vez en su vida laboral fue víctima de acoso laboral. Estos malos tratos se dieron en diferentes formas.

El lunes 14 de enero la iniciativa conocida como “Ley Karin”, fue publicada en el Diario Oficial y entrará en vigencia a partir del 1 de agosto próximo.

Esta nueva normativa busca mejorar las medidas de prevención, investigación y sanciones el acoso laboral, sexual y la violencia en el trabajo.

Con la implementación de la nueva Ley, las empresas deberán garantizar un “ambiente laboral libre de violencia, compatible con la dignidad de la persona y con perspectiva de género”.

Se considerarán contrarios a este principio el acoso sexual, el acoso laboral y la violencia en el trabajo generada por terceros.

Otro punto relevante, es que la ley modifica el artículo 2 del Código del Trabajo, para establecer que las relaciones laborales deberán siempre fundarse en un trato libre de violencia, compatible con la dignidad de la persona y con perspectiva de género, lo que implica la adopción de medidas tendientes a promover la igualdad y a erradicar la discriminación basada en dicho motivo.

En caso de acoso sexual, laboral o violencia en el trabajo, la persona afectada deberá hacer llegar su denuncia por escrito o de manera verbal a la empresa, establecimiento o servicio, o a la respectiva Inspección del Trabajo.

Una vez que se reciba dicha denuncia, el empleador deberá adoptar de manera inmediata las medidas de resguardo necesarias respecto de los involucrados.