A propósito de la ayuda que le daría la U a Colo Colo: la vez que Boca fue campeón gracias a River

En la última fecha de la Primera División 2022, Boca Juniors y Racing club tenían las opciones de ser campeón y debían enfrentar a Independiente (archirrival de La Academia) y River Plate (clásico oponente del Xeneize), respectivamente.

Por PEDRO LIENQUEO / Foto: ARCHIVO

Este domingo podría ser clave para saber quién tendrá la primera opción de ser campeón del torneo chileno a falta de dos fechas. Incluso, podría haber un monarca este fin de semana si Cobresal vence a Universidad de Chile y pierden Colo Colo y Huachipato.

Durante esa jornada los albos deberán estar atentos a otros dos partidos. Mientras estén disputando el duelo ante Unión Española en el Monumental, también, en paralelo, tendrán que fijarse en el de los «acereros» ante Ñublense en Chillán y al de la U frente a los «mineros» en el Salvador.

Resulta que a Colo Colo le conviene un triunfo de su archirrival en el norte para escalar al primer lugar de la tabla, hecho que ha traído un morbo en la previa. Si bien los azules tienen que ganar por obligación para meterse en zona de clasificación a Copa Sudamericana, en redes sociales algunos hinchas del club se manifestaron dispuestos a ver a su equipo perder para que el «Cacique» no salga campeón.

Un referente de los azules, Diego Rivarola, señaló en ESPN que «hay algunos hinchas que a lo mejor no les interesa entrar a una copa con tal de que Colo Colo no salga campeón. Es así el hincha».

A propósito de lo que pasará en la penúltima fecha del Campeonato Nacional, ocurrió un caso similar en Argentina el año pasado.

EL TRIUNFO DE RIVER SIRVIÓ PARA QUE BOCA FUERA CAMPEÓN

En la última jornada del campeonato argentino, disputada el 23 de octubre del 2022, Boca Juniors y Racing Club tenían las opciones de ser campeón. El primero sumaba 51 puntos, mientras que el segundo, 50 unidades.

Lo llamativo era que ambos dependían de su archirrival, ya que el «Xeneize» se debía medir ante Independiente en La Bombonera y la Academia frente a River Plate en El Cilindro de Avellaneda.

La fecha fue dramática en los últimos minutos de ambos partidos. Cuando Boca e Independiente iban 2-2 y Racing y River igualaban 1-1 -resultados que le convenían a los «oro y cielo»-, hubo un penal a favor de los albicelestes. A los 90′, Jonathan Galván fue el que se paró frente al balón con la posibilidad de poner en ventaja a su equipo y alcanzar la punta de la tabla, sin embargo, su disparo fue tapado por Franco Armani, lo que significó que la tabla no se moviera.

Cinco minutos más tarde se definió el campeón cuando Miguel Borja anotó el 2-1 a favor del «Millonario», alejando a la Academia del título y relajando a los «xeneizes», quienes ya se veían con la copa en las manos, hecho que, finalmente, se concretó.

Tras el partido, al entrenador de River Plate, Marcelo Gallardo, se le consultó sobre las posibilidades de que su equipo entrara a la cancha relajado, con tal de que Boca no fuera campeón. Ante esa pregunta, el estratega señaló que se sentía tranquilo.

«Principalmente, lo que me gustaría destacar es que, en un país donde todos sospechan de todo, donde todo está tan cruzado, mezquino… Parece hasta vacío de valores… Nosotros, desde el fútbol, a veces tenés la posibilidad de sembrar semillas que signifiquen que, más allá de todo, se puede tener respeto y dignidad por la profesión, por el fútbol, la pasión que nos genera este deporte», manifestó, de acuerdo a lo publicado por TyC Sports.

Dijo, además, entender el enojo de los fanáticos de River, sin embargo, «es a través de esos valores, más allá de ganar o perder. La dignidad del sentimiento hacia lo que somos. Eso creo que tiene muchísimo valor».

«Estoy contento, muy orgulloso de sentir eso, más allá de haber beneficiado a nuestro eterno rival. Es de orgullo tener esta paz interna», cerró Gallardo.