Acusan a Jair Bolsonaro de falsificar carnet de vacunación

La Policía allanó la casa del ex presidente brasileño en Brasilia y confiscó su celular, en el marco de la investigación.

Por ANDRÉS ALBURQUERQUE / Foto: TWITTER

La policía allanó la casa del ex presidente de Brasil Jair Bolsonaro y confiscó su celular, en el marco de una investigación sobre acusaciones de que falsificó su certificado de vacunación contra covid-19, lo cual negó.

Según las investigaciones, los datos de vacunación del ex mandatario, varios de sus familiares y asesores habrían sido manipulados para obtener permiso para entrar a Estados Unidos. Las acciones buscan esclarecer la actuación de una presunta organización delictiva acusada de incluir datos falsos de vacunación contra covid-19 en los sistemas que recopilaban esa información en el Ministerio de Salud.

El operativo, en el que las autoridades cumplen seis órdenes de captura y 16 allanamientos en Brasilia y Río de Janeiro, fue autorizada por el magistrado de la Corte Suprema, Alexandre de Moraes. Hasta el momento, al menos cinco personas han sido detenidas por las autoridades, entre ellas dos ex asesores y un miembro del equipo de seguridad de Bolsonaro.

“Estas personas pudieron emitir los respectivos certificados de vacunación y utilizarlos para eludir las actuales restricciones sanitarias impuestas por las autoridades públicas (de Brasil y Estados Unidos) destinadas a prevenir la propagación de enfermedades contagiosas, en este caso, la pandemia de covid”, señala el comunicado divulgado por la Policía Federal.

El celular del líder ultraderechista fue incautado por las autoridades durante el registro. De acuerdo con las indagaciones, las inserciones falsas se hicieron en noviembre de 2021 y diciembre de 2022, antes del viaje que Bolsonaro hizo a Estados Unidos el 30 de diciembre, dos días antes de dejar el cargo.

Bolsonaro negó enfáticamente haberse inmunizado contra el covid y haber falsificado los datos del certificado de vacunación. “Nunca me pidieron el certificado de vacuna en ningún lugar y no existe adulteración de mi parte. No tomé la vacuna y punto final. Nunca negué eso”, declaró a periodistas frente a su residencia en Brasilia.

El ex gobernante, no obstante, sí recordó que su esposa Michelle se vacunó durante un viaje a Estados Unidos, en septiembre de 2021.

Bolsonaro había sido citado por la Policía Federal a declarar este mismo miércoles, tras el allanamiento de su casa, pero sus abogados lograron postergar el trámite, con el alegato de que aún no han tenido acceso a los escritos del proceso.