Aerolínea neozelandesa pesa a sus pasajeros

Según Air New Zealand, el proceso forma parte de una encuesta para recopilar información del mundo real, y no pretende discriminar a nadie.

Por ANDRÉS ALBURQUERQUE / Foto: TWITTER

Antes de viajar, es absolutamente normal pesar las maletas de los pasajeros, pero en Auckland son ahora los pasajeros los que deben subirse a las pesas antes de abordar un vuelo internacional en la línea Air New Zealand.

“Por razones de seguridad, necesitamos conocer el peso de todos los objetos a bordo del avión”, señala desenfadadamente la aerolínea. La encuesta es un mandato de la Autoridad de Aviación Civil del país, explicó, y aseveró que la intención no es discriminar a los pasajeros obesos, que puedan contribuir a que un avión esté sobrecargado o desequilibrado, sino que “el proceso forma parte de una encuesta para recopilar información del mundo real”.

Alastair James, especialista en control de carga de Air New Zealand, explica que “pesamos todo lo que va en el avión: desde la carga hasta las comidas a bordo, pasando por el equipaje en la bodega, para que los pilotos puedan conocer el peso y el equilibrio del avión. De los clientes, la tripulación y las maletas de cabina obtenemos un peso medio, que obtenemos al hacer esta encuesta”.

“Nadie puede ver el peso de los pasajeros, ¡ni siquiera nosotros!”, señala James, quien al menos admite que subirse a una báscula en público “puede ser desalentador, especialmente para las personas pasadas de peso”.

Sin embargo, las básculas no muestran el peso, pues éste se introduce directamente en un ordenador y se registra de forma anónima junto con el de los otros pasajeros.

Esta encuesta, en todo caso, dista mucho de un polémico plan puesto en marcha por Samoa Air en 2013, cuando empezó a cobrar en función del peso de los pasajeros. Pero apenas unos meses más tarde, cuando sus ventas se habían venido a pique, dejó sin efecto la “genial idea”.