Afganistán: talibanes acusan complot occidental por métodos anticonceptivos

La venta de la píldora quedó prohibida en las principales ciudades del país. Los islamitas radicales, que gobiernan desde 2021, siguen acorralando a las mujeres.

Por EL ÁGORA / Foto: ARCHIVO

La venta de anticonceptivos quedó prohibida en las ciudades afganas de Kabul y Mazar-e Sarif, luego que los talibanes que gobiernan el país declararan que su uso es parte de “una conspiración occidental” para el control de la población musulmana.

El diario británico The Guardian informó que los islamitas radicales que controlan Afganistán han ido de puerta en puerta amenazando a las mujeres y ordenando a las farmacias que se deshagan de todos los medicamentos y dispositivo anticonceptivos.

El propietario de un local de Kabul afirmó que «vinieron armados dos veces a mi tienda y me amenazaron para que no pusiera a la venta píldoras anticonceptivas”. Agregó que «están haciendo controles regulares en todas las farmacias de la ciudad y hemos dejado de vender los productos».

Una matrona declaró de forma anónima que ha sufrido amenazas en varias ocasiones y que un comandante talibán le dijo: «No tienes permiso para salir y promover el concepto occidental de control de la población».

En tanto, farmacéuticos de ambas ciudades confirman que les ordenaron no guardar ningún medicamento anticonceptivo.

«Desde principios de este mes en la farmacia no se permite tener artículos como inyecciones de Depo-Provera o píldoras anticonceptivas, y tenemos demasiado miedo como para vender las existencias», dijo un farmaceútico.

Se trata del último ataque contra los derechos de las mujeres de los talibanes, que, desde que tomaron el poder en agosto de 2021 han puesto fin a la educación secundaria de niñas, han cerrado las universidades a las jóvenes, han obligado a muchas mujeres a abandonar sus trabajos y han restringido su autonomía para salir de casa.