Agentes del Comando Conjunto condenados por secuestro y desaparición de universitario

José Edilio Flores Garrido fue detenido el 11 de agosto de 1976, en calle Club Hípico, y hasta el día de hoy se desconoce su paradero.

Por EL ÁGORA / Foto: ARCHIVO

Ex agentes del Estado, que se encuentran cumpliendo condena en el penal de Punta Peuco, fueron condenados en primera instancia por la ministra Marianela Cifuentes, de la Corte de Apelaciones de San Miguel.

Todos ellos pertenecieron al denominado Comando Conjunto -miembros de la Armada, Fuerza Aérea y Carabineros-, responsables del secuestro calificado de José Edilio Flores Garrido (foto principal), estudiante universitario y dirigente del Partido Comunista, ocurrido a partir del 11 de agosto de 1976.

La magistrada condenó al coronel de Aviación Juan Francisco Saavedra, a la pena de 10 años de presidio mayor en su grado mínimo, como autor del secuestro calificado de la víctima, quien actualmente figura como detenido desaparecido.

Del mismo modo, se condenó al capitán de la Armada, Daniel Guimpert Corvalán, y al coronel de Carabineros, Manuel Muñoz Gamboa, a la pena de 8 años de presidio mayor en su grado mínimo, y a Alejandro Sáez Mardones, sargento segundo de Carabineros, a 6 años de presidio, todos como autores de secuestro calificado.

En el caso del ex empleado de la Fuerza Aérea, Roberto Flores Cisterna, la ministra lo absolvió del delito de secuestro calificado y de asociación ilícita.

Los ex agentes se encuentran actualmente cumpliendo condenas en el penal Punta Peuco involucrados en otros casos de violaciones a los derechos humanos.

El abogado querellante y coordinador jurídico del Estudio Caucoto Abogados, Francisco Ugás Tapia, señaló que “como abogados representantes de la familia que sobrevive a don José Edilio Flores Garrido, celebramos y valoramos positivamente la sentencia de la ministra Marianela Cifuentes. Ésta pone término a la primera instancia del caso, condenando a cuatro sujetos por su intervención como autores del secuestro calificado de la víctima. A casi 47 años de los hechos, la justicia nacional actúa mediante esta decisión, que comienza a poner término a ese estado de impunidad que cubría a los responsables de este crimen de lesa humanidad”, sostuvo.

Ugás, agrega que “si bien identificamos algunos aspectos jurídicos que no compartimos, los que motivarán nuestra impugnación, reconocemos en esta sentencia un gran trabajo de la Judicatura nacional, personificada en la señora ministra”.

Asu vez, el hermano de la víctima, Roberto Flores Garrido, expresó que “han pasado cerca de 47 años desde el secuestro de mi hermano por los aparatos de seguridad del Estado bajo dictadura cívico-militar. Han sido 47 años de dolor y tragedia. Han sido 47 años de constante búsqueda. Mis padres, al igual que muchos padres de mi país, fallecieron con el dolor desgarrador de no saber qué pasó con su hijo”, indicó.

De acuerdo a la investigación encabezada por la ministra Cifuentes, se pudo establecer que en la época de los hechos, 11 de agosto de 1976, un grupo de personas, integrado por funcionarios de la Fuerza Aérea, Armada, Carabineros y civiles, formó una organización jerarquizada de facto, denominada Comando Conjunto, con el fin de investigar y reprimir al Partido Comunista de Chile y a las Juventudes Comunistas.

Que, en ese periodo, dicha organización estaba dirigida por el general de brigada Aérea Freddy Enríquez Ruiz Bunger, director de la Dirección de Inteligencia de la Fuerza Aérea de Chile (DIFA); que dicha organización contaba con un edificio institucional, ubicado en calle Juan Antonio Ríos N°6 de la comuna de Santiago, y con centros de detención, entre ellos, el recinto denominado “La Firma”, ubicado en calle Dieciocho N°229, de la misma comuna.<

Se pudo establecer, además, “que el día 11 de agosto de 1976, en horas de la tarde, agentes de la referida organización, que se movilizaban en un auto marca Peugeot, modelo 404, de color celeste, y en un automóvil marca Renault, de color crema, detuvieron, sin derecho, a José Edilio Flores Garrido, militante del Partido Comunista, en la intersección de Avenida Club Hípico con calle Lago Pirihueico; que, posteriormente, la víctima fue trasladada al centro de detención clandestino, ubicado en calle Dieciocho de la comuna de Santiago, denominado “La Firma”, lugar que se encontraba a cargo del teniente 1° de la Armada de Chile, Daniel Guimpert Corvalán, y el teniente de Carabineros de Chile, Manuel Muñoz Gamboa, entre otros y en el que cumplían funciones de civil César Luis Palma Ramírez, el ex militante comunista Miguel Estay Reyno y Alejandro Sáez Mardones, entre otros.

Hasta la fecha, se desconoce el paradero de José Edilio Flores Garrido.