Agónico empate de Curicó amargó el debut de Ivo Basay

Un gol en el quinto minuto de recuperación impidió que el nuevo entrenador iniciara exitosamente sus batallas por salvar del descenso a Deportes Copiapó.

Por JULIO SALVIAT / Fotos: AGENCIAUNO

Con dos días para entrenar y uno de viaje, no era mucho lo que se podía esperar en cuanto a los cambios que Ivo Basay iba a introducir en Deportes Copiapó, en su primera batalla para librarlo del descenso. Pero, como el rival era un equipo que andaba con los mismos sustos, Curicó Unido, se podía dar algunas licencias.

El nuevo entrenador de los atacameños no varió el sistema de juego. Lo que hizo fue cambiar nombres. Y hubo seis que no estuvieron en el partido anterior, ante Palestino: en vez del arquero Richard Leyton apareció Nelson Espinoza, en el lugar que ocupaban los centrales Axl Ríos y Juan Sills ahora estaban Diego García y Agustín Ortiz; ya no figuraba David Tati, sino Felipe Reynero como lateral volante y en el ataque ya no estaba Manuel López, reemplazado por Maximiliano Quinteros.

Casi le resulta: la victoria que parecía asegurada cuando se cumplían cinco de los ocho minutos de alargue que concedió inexplicablemente el árbitro Manuel Vergara, se escapó por un error grave del central Nicolás Vargas, que habilitó a un rival, Diego Coelho, para que éste consiguiera la igualdad.

Lo terrible para los atacameños es que, hasta ese momento, su arquero Nelson Espinoza no había tenido ninguna exigencia. El único susto había sido provocado por el propio portero al que se le escapó la pelota en un centro fácil. Al otro lado, en cambio, Fabián Cerda había tenido que esforzarse varias veces para evitar que Copiapó ampliara el marcador abierto por Isaac Díaz mediante un penal. La acción culminante del portero visitante fue un manotazo sensacional para desviar al córner un remate de Reynero, que lo había enfrentado con absoluta libertad.

Lo más novedoso en el juego copiapino fue la posición de Marco Medel, que se instaló en el medio de la cancha al estilo de un viejo centro half para recibir todos los pases y distribuir el balón de buena forma. El veterano volante no volvió a la cancha después del descanso y su reemplazante, Iván Rozas, no desentonó. Incluso le dio más agilidad y penetración al juego de ataque.

Resumiendo: pareció injusta la igualdad, considerando los méritos que hizo cada equipo y tanto el momento como la forma en que se produjo.

Proyectando: los dos cuadros quedaron donde mismo en la tabla, en circunstancias de que el triunfo del local dejaba igualados a tres colistas en la tabla, y deberán seguir remando como visitantes en la próxima fecha. Deportes Copiapó se trasladará a Rancagua para enfrentar a O’Higgins, otro que parece muy asustado, mientras que Curicó Unido viajará a la capital para toparse con Universidad de Chile.

Isaac Díaz abrió la cuenta con tiro penal.

PORMENORES

Campeonato Nacional, fecha 20.

Estadio: Luis Valenzuela Hermosilla, Copiapó.

Público: 2.910 espectadores.

Árbitro: Manuel Vergara.

Deportes Copiapó (1): N. Espinoza; D. García. N. Vargas, A. Ortiz; F. Reynero, J. Jaime, M. Medel, J. Luna, Y. Oyanedel; M. Quinteros e I. Díaz. DT: Ivo Basay. Cambios: 46’, I. Rozas por Medel; 72’, M. López por Quinteros; 80’, L. Cabrera por Díaz; 86’, D. Tati por Reynero.

Curicó Unido (1): F. Cerda; D. Fiamengo, O. Merlo, M. Cahais; A. Barrios, J. Henríquez, A. Nadruz, J. Flores, S. Cabrera; C. Zabala y F. Castro. DT: Juan José Ribera. Cambios: 46’, T. Figueroa por Flores; 70’. Y. Leiva por Zavala y M. Sandoval por Barrios; 81’, D. Coelho por Nadruz; 86’, J. González por Fiamengo.

Goles: 45+4’, Isaac Díaz, penal (DC); 90+5’, Diego Coelho, cabezazo (CU).

Tarjetas amarillas: Ortiz, Medel, Quinteros, Reynero y Espinoza (DC); Nadruz y Zavala (CU).