Al empresariado no le gustó que Boric insistiera en una reforma tributaria

Que el Presidente, en su Cuenta Pública, volviera a plantear la necesidad de una reforma para allegar recursos para planes sociales, molestó sobremanera a los gremios patronales.

Por EL ÁGORA / Foto (referencial): ARCHIVO

Poco les gustó a los empresarios la Cuenta Pública del Presidente de la República, Gabriel Boric.

Les molestó, especialmente, que el mandatario insistiera en la necesidad de una reforma tributaria.

Se quejaron, también, de que Boric no haya manifestado en su cuenta interés por mejorar la producción del país.

Dante Arrigoni, presidente de la Asociación de Industrias Metalúrgicas, por ejemplo, dijo que «esperábamos medidas destinadas a concretar la meta de aumentar en un 1,5% anual la productividad del país. ¿Dónde quedó esa promesa? Nos gustaría saber si esa cifra ya no está dentro de los objetivos del Gobierno».

Jorge Riesco, presidente de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), señaló que poner los impuestos como un eje del gobierno, “nos hace sentir que la insistencia en una reforma tributaria representa un riesgo importante para lograr los objetivos planteados de aumento de inversiones y de mayor crecimiento económico”.

Finalmente, el presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), Ricardo Mewes, quien estaba en Valparaíso como invitado a la ceremonia, dijo que su preocupación es que «todo está sujeto a la reforma tributaria y no vemos un ajuste al gasto del Estado, a la modernización del Estado».