Al menos 16 muertos por ola de frío en Afganistán

Las temperaturas mínimas han llegado a los 20 grados bajo cero, según una fuente oficial.

Por ANDRÉS ALBURQUERQUE / Foto: TWITTER

Unas 16 personas murieron en Afganistán por una ola de frío con temperaturas mínimas que alcanzaron los 20 grados Celsius bajo cero, afirmó este lunes una fuente oficial, mientras cientos de organizaciones no gubernamentales (ONG) suspendieron sus actividades después de que los talibanes prohibiesen trabajar a las mujeres.

“Por desgracia, debido a la ola de frío, a la nieve reciente y a las lluvias, 16 personas han muerto y más de dos mil cabezas de ganado han perdido la vida”, dijo a EFE el director de reducción de riesgos del ministerio de Gestión de Desastres afgano, Mula Janan Sayeq

Las provincias más afectadas son las nororientales Badghis y Faryab, Nimroz (suroeste) y Ghazni (sureste), según la fuente, que afirmó que el ministerio ha comenzado a distribuir ayuda a los familiares de las víctimas identificadas y a la población más vulnerable.

Sin embargo, la reciente decisión de los talibanes de prohibir a las afganas trabajar en ONGs nacionales e internacionales ha provocado que cientos de estos organismos hayan “completamente suspendido o reducido” sus actividades en el país, según afirmó recientemente el Organismo Coordinador de Agencias para la Ayuda Afgana (Acbar).

El Consejo Noruego para los Refugiados (NRC) paralizó sus programas de ayuda en Afganistán el pasado diciembre, después del veto de los talibanes, y su secretario general, Jan Egeland, destacó la desprotección que el veto ha desatado entre los afganos.

“Salgo de Afganistán con un peso en el corazón. Había 20 grados bajo cero cuando salimos de Kabul, millones de personas se encontrarán sin apoyo hasta que se nos permita trabajar con mujeres”, dijo Egeland el pasado sábado a través de Twitter.

Las muertes por el frío son habituales en el conflictivo país asiático, debido a la escasez de infraestructuras y servicios básicos, así como a la baja calidad de las viviendas, a menudo simples tiendas de campaña en el caso de los más desfavorecidos.