¡Albricias…! Ruiz Tagle no puede volver a Blanco y Negro al menos por 5 años

2
Los dos últimos presidentes de la concesionaria que usurpó Colo Colo a sus hinchas fueron sancionados por la Comisión para el Mercado Financiero. Razón: ambos, aventajados discípulos de nuestro Presidente Piñera, compraron y vendieron acciones haciendo uso de información privilegiada. Delito que, por cierto, sólo pueden cometer en este país los «patitos» malos de cuello y corbata.

Gabriel Ruiz Tagle, ex presidente de Blanco y Negro, y ministro de Deportes en el primer gobierno de Sebastián Piñera, fue sancionado -junto con el actual timonel de la concesionaria, Aníbal Mosa- por transacción de acciones con uso de información privilegiada. La Comisión para el Mercado Financiero (CMF), determinó que ambos realizaron dichas negociaciones estando en conocimiento de los estados financieros de la entidad al 31 de marzo de 2018 que, a esa fecha, no eran todavía de conocimiento público.

Para decirlo claro y en pocas palabras: ambos jugaron con cartas marcadas.

Tanto Ruiz Tagle como Mosa hicieron exactamente lo mismo que realizó Sebastián Piñera, que en junio de 2006 adquirió 9 mil 840 millones de pesos en acciones de Lan Chile, también con información privilegiada como integrante del directorio de la compañía.

Y, al igual que Ruiz Tagle y Mosa, Piñera también fue descubierto en sus malabares. En enero de 2007, la Superintendencia de Valores y seguros le cursó una multa por 363 millones de pesos que pagó sin apelar y aquí no ha pasado nada.

En cualquier país decente y normal, habría ido a parar a la cárcel. Con mayor razón si, cuando era senador, había sido parte de la creación de la Ley del Mercado de Valores. Pero claro, estábamos en el Chile previo al del 18 de octubre y era del todo habitual que, más allá de la gravedad de sus delitos, los delincuentes elegantes no eran encarcelados.La CMF informó este martes que tanto Ruiz Tagle como Mosa infringieron el artículo 165 de la Ley 18.045 de Mercado de Valores.

El artículo 165 de ese cuerpo legal señala que cualquier persona, en razón de su cargo, posición, actividad o relación con un emisor de valores o con las personas señaladas en dicha Ley que posea información privilegiada, deberá guardar reserva y no podrá utilizarla en beneficio propio o ajeno, ni adquirir o enajenar, para sí o para terceros, directamente o a través de otras personas, los valores sobre los cuales posea dicha información. Asimismo, prohíbe valerse de información privilegiada para obtener beneficios o evitar pérdidas mediante cualquier tipo de operación con los valores a que ella se refiera.

Las sanciones emitidas por el Consejo de la CMF consignan “la extrema gravedad de las conductas detectadas, por cuanto atentan contra la transparencia e integridad del mercado de valores y la confianza de los inversionistas. Implican, además, una vulneración de la Ley de Mercado de Valores que busca evitar que se realicen transacciones con asimetría de información».

El Consejo de la CMF, de acuerdo con el procedimiento sancionatorio instruido por la Unidad de Investigación del organismo, determinó que Gabriel Ruiz Tagle, a sabiendas de los estados financieros de Blanco y Negro al 31 de marzo de 2018, y que aún no eran de conocimiento público, adquirió gracias a esa información privilegiada miles de acciones de Colo Colo a través de su sociedad relacionada Inversiones III Ltda.

Esa compra de acciones, de paso, le permitió llegar a ocupar nuevamente la presidencia de Blanco y Negro, cambiando la correlación de fuerzas al interior de la concesionaria y desbancando, de esa forma, a Aníbal Mosa, que vivaracho y todo nunca sospechó lo que la oposición, encabezada por Leonidas Vial, le tenía preparado.

A los pocos días de esa maniobra, sin embargo, Gabriel Ruiz Tagle volvió a infringir la prohibición de usar esa misma información privilegiada en beneficio propio al vender esta vez acciones a través, una vez más, de su sociedad relacionada Inversiones III Ltda.

De esa forma, evitaba una pérdida por la baja de las acciones de Colo Colo luego de publicarse los estados financieros. En otras palabras, y ya con el sillón de presidente de Blanco y Negro asegurado, se comprobaba que el sinvergüenza de Ruiz Tagle jamás da puntada sin hilo.

El Consejo de la CMF resolvió aplicar a Ruiz Tagle la multa máxima de 15.000 UF, de acuerdo al artículo 37, letra a, del DL N° 3.538. Sin embargo, Ruiz Tagle se acogió al mecanismo de colaboración del presunto infractor, por lo que su sanción pecuniaria quedó solo en 7.500 UF, a beneficio fiscal.

En otras palabras, cantó como un canario sabiendo que con eso iba a pagar mucho menos de lo que le hubiera correspondido.

En términos más humanos que financieros, de poco más de $ 420 millones que debía originalmente pagar, Ruiz Tagle sólo deberá ponerse con $ 210.657.900, fondos que seguramente saldrán de otro malabar que a lo mejor ya está en curso.

Una asesoría completamente gratuita para el inefable “Gabito”: puesto que de los Juegos Sudamericanos de 2014, cuando eras ministro, se te perdieron misteriosamente algo así como 2 mil millones de pesos, que el Fisco nunca recuperó, paga la multa con eso…No obstante, la mano pesada para Ruiz Tagle no tiene que ver sólo con lo económico, por mucho que para esta clase de pillastres sea lo que más duela. Y es que el Consejo de la CMF determinó, además, aplicarle la sanción accesoria de inhabilidad de cinco años para ejercer algún cargo de director o ejecutivo principal de Sociedades Anónimas u otras entidades fiscalizadas por la Comisión.

Dicho de otra forma: Blanco y Negro, y los hinchas de Colo Colo usurpados por esta concesionaria, tienen al menos la tranquilidad de que durante un lustro al menos no van a ver nuevamente por el Monumental a Ruiz Tagle dándoselas de gran señor.

No es todo: se informó que la Comisión remitirá los antecedentes de esta investigación al Ministerio Público, considerando que hay hechos que pudieran revestir delitos. ¿Significa eso que los hechos descritos no lo son?

Respecto de Aníbal Mosa Shmes, el Consejo le aplicó una multa a beneficio fiscal de 10.000 UF, por la adquisición de acciones contando también con información privilegiada.

En pesos, Mosa deberá cancelar a beneficio fiscal la suma de $ 280.877.000.

Harto caro te salió el gustito de recuperar el principal sillón de Blanco y Negro, pues Aníbal.

Todo sea por honrar este sistema nefasto y corrupto que significó para nuestro fútbol la implantación de las Sociedades Anónimas Deportivas, que terminó dejando en absoluto segundo plano la pasión del hincha por determinados colores a cambio que de la actividad se adueñaran muchos que, en vez de currículos, tienen prontuario.