Alcalde de Nueva York ya tiene a un zar para acabar con las ratas

Eric Adams, en guerra contra los roedores de la ciudad, dará a conocer el nombre del designado “próximamente”. En broma, muchos aseguran que se trata de Ian Anderson, líder de Jethro Tull.

Por ANDRÉS ALBURQUERQUE / Foto: ARCHIVO

El alcalde de Nueva York, Eric Adams, al parecer encontró al general que dirigirá las tropas en contra de su mayor amenaza: los dos millones de ratas que viven a sus anchas en las alcantarillas, parques y callejones de la ciudad.

Luego de algunas semanas de búsqueda, el ex agente de la Policía demócrata que asumió en enero de 2022 en la alcaldía, habría encontrado al “zar de las ratas”, el moderno flautista de Hamelin que, como en el cuento de los hermanos Grimm, logra con su música deshacerse de todas las ratas del pueblo.

El alcalde, que ha estado luchando contra los roedores tanto en NYC como en su casa de Brooklyn, confirmó que el puesto había sido cubierto, pero se negó a identificar a la persona que encajaba en el anuncio de un director de mitigación de roedores “algo sanguinario” (sic), tal como fue publicado.

Para ayudar en la cruzada, Adams también organizó seminarios gratuitos de “academia de ratas”, para que tanto los neoyorquinos de a pie como los profesionales del control de plagas emprendan la lucha. Las sesiones se celebrarán tanto virtualmente como en persona en el Bronx, Brooklyn y Manhattan.

Ante el aumento de las quejas por la presencia de ratas, el gobierno de Adams ha tomado otras medidas para limpiar la ciudad, como la aplicación de nuevas normas de recogida de basura que entrarán en vigor el 1 de abril. Los residentes tendrán que sacar la basura más tarde, a las 18:00 horas los cubos con tapa y a las 20:00 las bolsas, en un intento de reducir la disponibilidad de alimento para las ratas.

La guerra es personal para Adams, que el mes pasado recibió una multa de 300 dólares de un funcionario de la audiencia por no poner remedio a “la presencia de varias bolsas en el suelo que podrían proporcionar refugio o protección para los roedores, lo que equivale a una condición de refugio” en su casa de Brooklyn, que alquila. En la misma vista, se desestimó una segunda citación, ya que el funcionario dio crédito a los intentos de Adams de luchar contra el azote de los roedores.

“Los roedores no deberían estar en nuestras casas, no deberían estar corriendo en nuestros patios y, peor aún, mordiendo a nuestros niños, como ya ha sucedido. Es un asunto de seguridad y de salud”, manifestó Adams.

Pero las ratas no están solas. De su lado se han puesto varios animalistas y ecologistas, que consideran injusta esta guerra.

“Las rattus norvegicus o marrones, urbanas y citadinas, se respetan y viven en paz entre ellas; establecen colonias y redes de túneles en los que trabajan, juguetean, socializan y se tocan las narices en actos de reconocimiento. Tienen, además, una gran colección de expresiones faciales y pueden sentir las emociones de sus camaradas”, dice Michael Parsons, ecologista urbano de la Universidad de Fordham y que lleva décadas estudiándolas.

El doctor Robert Corrigan, “roedorólogo” de Nueva York, que las ha estudiado con rigor científico asevera que “las rattus norvegicus tienen personalidades únicas, experimentan arrepentimientos, remordimientos, justicia social y practican acciones altruistas. No es cosa de exterminarlas porque sí”.

Pero Adams está decidido a, por lo menos, minimizar el problema. “Hicimos una convocatoria para tener un zar de las ratas y recibimos miles de respuestas. Lo hemos reducido a una persona, que estamos a punto de anunciar”, dijo el alcalde.

Los escépticos y bromistas que nunca faltan, dicen que se trata de Ian Anderson (foto principal), el famoso flautista escocés de Jethro Tull… aunque ya tenga 75 años.