AMA sanciona a Panam Sports, pero no pone en riesgo a Santiago 2023

La determinación de la Agencia Mundial Antidopaje le acarrea al organismo americano del deporte un conjunto de sanciones y restricciones que afectan a los Juegos Panamericanos, pero no amenazan su realización.

Por PEDRO LIRA BIANCHI / Foto: AMA

Los 13 miembros del Comité Ejecutivo de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) reunidos en Shanghai, China, sancionaron a la Organización Deportiva Panamericana (Panam Sports, antes conocida como Odepa) por no cumplir con el Código Mundial Antidopaje.

Según indica la AMA en su página web, el incumplimiento se debe a que Panam Sports no ha corregido íntegramente su programa antidopaje para eventos deportivos. Fuentes cercanas al tema precisan que, en este momento, Panam Sports es el único organizador o co-organizador de grandes eventos deportivos que está en incumplimiento con la AMA.

AMA y sus cerca de 200 países y organismos asociados, entre ellos Chile y Panam Sports, crean y renuevan periódicamente las normas a nivel mundial para la lucha global contra el dopaje en el deporte, controlando -al mismo tiempo- el cumplimiento de estas “leyes”.

Se sabe que ese control es estricto y férreo. Quien no lo crea, que recuerde lo ocurrido en los últimos años con Rusia, país sancionado por AMA sin poder competir en Juegos Olímpicos y otros eventos internacionales.

La AMA (o WADA, por sus siglas en inglés) realizó una auditoría a nuestro país a comienzos de 2023 para saber cómo estábamos cumpliendo el Código. El resultado: nos pusieron “nota roja”. Una de las razones fue que la Ley del Deporte no estaba a la par con el Código.

¿Qué hubo que hacer? El Ministerio del Deporte, con el ministro Jaime Pizarro a la cabeza, echó a funcionar un conjunto de gestiones nacionales e internacionales para estar al día con AMA. Hace pocas semanas, el Senado y la Cámara de Diputados aprobaron los cambios a la Ley del Deporte de Chile, con lo que nuestro país se puso en línea con el Código Mundial Antidopaje.

En este contexto, el Comité Ejecutivo de la AMA se basó en las recomendaciones del Comité de Revisión de Cumplimientos (CRC), organismo técnico independiente, que trabaja con AMA, para indicar que el organismo americano del deporte no está cumpliendo con el Código. En este caso, indica AMA en su página web, el incumplimiento se debe a que Panam Sports no ha corregido íntegramente su programa antidopaje para eventos deportivos.

En los últimos meses, AMA ha solicitado oficialmente a Panam Sports, al menos cinco o seis veces, que se atenga a la normativa incluida en el Código Mundial Antidopaje, obligatorio tanto para países como para organizaciones deportivas.

Lo que ha sucedido -indican fuentes cercanas al tema- es que la Organización Deportiva Panamericana ha llenado en varias ocasiones el denominado “Cuestionario de Cumplimiento” de las normas para presentar su plan de trabajo en cuanto el control del dopaje en los eventos que co-organiza, como es el caso de los Juegos Panamericanos Santiago 2023.

Sin embargo, el documento ha sido rechazado por diversos errores.

Es importante resaltar que este cuestionamiento no afecta a los Juegos Parapanamericanos Santiago 2023. La razón es que el Comité Paralímpico Internacional (IPC) está en regla o en cumplimiento con AMA.

De esta situación, Panam Sports y su Comisión Médica, compuesta por médicos de al menos seis países, todos especialistas en la materia, ha sido informada y advertida. Pero no ha habido solución integral. AMA, entonces, aplicó la norma. Se cumplió el plazo límite el 21 de septiembre para haber recibido un documento correcto. Como eso no ocurrió, AMA hizo pública la sanción el viernes pasado.

LAS SANCIONES

En virtud de la normativa que rige el Código de Control Antidopaje (artículo 9.3.1 del Isccs), Panam Sports tiene 21 días a partir de la fecha de recepción de la notificación formal de incumplimiento para corregir los errores detectados. Es decir, el plazo vence el 13 de octubre, una semana antes de que se inauguren los Juegos de Santiago 2023.

Estando en incumplimiento, las sanciones establecidas son varias. Entre otras, Panam Sports pierde la posibilidad de tener cargos y representantes en puestos ejecutivos de AMA; sus personeros no serán elegibles para formar parte de las juntas o comités del organismo; y, lo que es peor, Panam Sports no recibirá ningún financiamiento de parte de la AMA.

En relación a los Juegos Panamericanos, la principal sanción es que “Panam Sports no será elegible para albergar ningún evento organizado, siendo coanfitrión o coorganizado por la AMA”.

Consultadas fuentes internacionales sobre la materia, afirman que el tema es grave, pero que los Juegos Panamericanos de Santiago no están en peligro. Agregan que lo delicado del problema ha hecho que incluso el Comité Olímpico Internacional (COI) esté consultando a Panam Sports cuál será la solución, ad portas de un evento tan importante como Santiago 2023.

Las mismas fuentes estiman que AMA es una entidad seria y criteriosa y que, por la cercanía en el tiempo y por todo el esfuerzo organizativo y económico que ha hecho el Estado de Chile, la sanción en este caso se podría ver en otros temas relacionados con los Panamericanos de la capital chilena, pero no poniendo en duda o peligro a Santiago 2023.

El 13 de octubre, Panam Sports deberá entregar nuevamente el cuestionario y propuesta exigidos y en forma completa. Idealmente, ese formulario y propuesta tendrá que estar correcto. La propuesta básica consiste en que se debe presentar un “análisis de riesgo” sobre cómo se harán los controles de dopaje durante los Juegos de Santiago, tomando en cuenta que participan 41 países en más de 40 deportes y disciplinas. Ese “análisis de riesgo” va aparejado con un Plan de Control que tiene multiplicidad de detalles.

¿QUIÉN PAGA LA CUENTA?

La plana ejecutiva de la AMA se reunió en China.

Panam Sports tiene que considerar que todos los días, entre el 20 de octubre y el 5 de noviembre (Juegos Panamericanos), habrá controles muy profesionales y exigentes en todos los eventos, lo que implica un plan de gestión con cientos de detalles que involucrarán a un conjunto superior a 100 personas, chilenas y extranjeras, que necesitan trabajar muy coordinadamente muchas horas al día.

Además, tener los implementos para hacer las muestras, coordinarse hora tras hora con el laboratorio internacional de París que analiza las muestras, despacharlas a Francia, movilizarse a largas distancias por tierra y aire en cuatro regiones, entre otras funciones. Es una labor maratónica durante las semanas del evento.

En caso de que el 13 de octubre no esté aprobado el Plan de Control por parte de AMA, habrá que recurrir a un plan B, lo que implicará contratar en calidad de urgente a una entidad externa y confiable, que tenga experiencia en asumir responsabilidades similares. Esta entidad podría ser la International Testing Authority (ITA), organismo especialista en el tema del control del dopaje en el deporte, que trabaja codo a codo con el Comité Olímpico Internacional.

Trabajar con ITA y a último momento, no será gratis. Los entendidos dicen que ese costo por ningún motivo es menor a un millón de dólares. Como ejemplo, se precisa que en los últimos World Games, ITA habría cobrado cerca de dos millones. La pregunta es obvia: ¿Quién pagará esta cuenta, Panam Sport o el Comité Organizador de Santiago 2023?