Andrade, ex ministro de Bachelet, es objetado como “asesor” en el municipio de San Carlos

El ex diputado y ex presidente del Partido Socialista, fue contratado por 2 millones de pesos al mes, siendo socio del administrador municipal. El alcalde, Gastón Suazo Soto, aclaró que la decisión de contratar al ex parlamentario fue suya y descartó de planos irregularidades que, tras ser analizadas por la Contraloría, ahora están en poder del Consejo de Defensa del Estado y del Ministerio Público.

Por EL AGORA / Foto: ARCHIVO

La Municipalidad de San Carlos, como tantas otras, está también bajo la lupa de la Contraloría General de la República, por anomalías que van desde multimillonarias irregularidades en el servicio de retiro de basura, sumarios por la eventual persecución de funcionarios y, como guinda de la torta, la contratación de una asesoría del ex ministro del Trabajo Osvaldo Andrade, en tiempos de la Concertación.

Fueron funcionarios de ese municipio de la Región del Bío Bío, perseguidos en su gestión por el alcalde, Gastón Suazo Soto, los que alertaron al organismo contralor de diversas irregularidades, entre ellas que el ex ministro del Trabajo de Michelle Bachelet –Osvaldo Andrade-, había sido contratado en abril de 2022 como “asesor externo” del municipio, por 2 millones de pesos al mes.

¿Cuál era su labor? De “apoyo a la administración municipal”, según se lee en el decreto de su nombramiento.

Osvaldo Andrade resultó ser socio del administrador municipal, Adán Contreras Suazo. Y éste –de acuerdo a investigación de Biobío Radio- forma parte de la consultora Avus Limitada, sociedad que según el Diario Oficial, fue fundada el 2018 por el funcionario municipal junto al propio Andrade y un hijo de quien fuera, además, parlamentario del Partido Socialista hasta el año 2018.

A fines del año pasado, la Contraloría envió estos antecedentes al Consejo de Defensa del Estado y al Ministerio Público.

Y es que, aparte de la extraña contratación de Osvaldo Andrade, la Contraloría detectó que el municipio de San Carlos gastó más de 5 mil millones de pesos por retiro de basura de la empresa Servicios Jorge Arnaboldi Cáceres Limitada. Sólo que ésta no cumplía con las bases de la licitación.

La compañía debía contar con una planta o estación donde transferir la basura, algo que no ocurría, lo que implicaba invalidar la oferta. Pero ello no ocurrió, y la empresa finalmente se alzó como ganadora del concurso público.

Dicha auditoría también observó multas que debían ser cursadas por la municipalidad por incumplimientos en el mismo servicio, pero que sencillamente jamás cobró, por un total de $664,3 millones.

Por último, la CGR constató que los estados de pagos a la firma encargada de la basura carecían de los documentos y respaldos necesarios.

Mientras el alcalde Gastón Suazo Soto aclaró que jamás hubo persecución en contra de ningún funcionario, y que la contratación de Osvaldo Andrade la decidió él, y no el administrador municipal, señaló también que en su gestión no ha habido irregularidades de ningún tipo, y que todo está en regla.