Andrey Rublev, príncipe de Monaco

El ruso (6º ATP) ganó su primer Másters 1000 al derrotar en la final de Montecarlo al joven noruego Holger Rune, 5-7, 6-2 y 7-5, en un partido que tuvo prácticamente perdido.

Por SERGIO RIED / Foto: ATP

Cuando el «chico malo» del tenis, Holger Rune, estaba 4-1 y punto para 5-1 con el servicio de Andrés Rublev, todos pensamos que se iban a repetir las derrotas del ruso en las finales de Cincinnati 2021 ante Alexander Zverev y en esta misma cancha del Principado el año pasado frente a Stefanos Tsitsipas.

Pero el que no pensó lo mismo fue Rublev, con la ayuda de su rival, el desenfadado y genial noruego de 19 años, que tenía el título en el bolsillo, pero cayó en una espiral de errores. Errores que culminaron cuando sirviendo 5-5, falló dos remaches fáciles y cometió una doble falta, dejando el partido en manos de su rival, que no tuvo inconvenientes para mantener su servicio y llevarse el set 7-5.

Y por fin romper la maldición de no poder ganar un Másters 1000.

NAIPE REVUELTO

Un título, que sin Carlitos Alcaraz ni Rafael Nadal, estaba destinado a quedar en manos del número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, o de Danii Medvédev, (3º), del griego Stefanos Tsitsipas (5º), doble campeón del torneo, o por último del estadounidense Taylor Fritz o del italiano Yannick Sinner. Pero Djokovic cayó en octavos de final con el italiano Lorenzo Musetti (21º), Medvédev perdió con Rune en cuartos de final y el griego Tsitsipas lo hizo con Fritz, quien, a su vez, perdió con Rublev en semis.

De esta manera llegaron a la final Rune con Rublev con el resultado ya conocido.

Ahora se viene el Open 500 de Barcelona, con Nicolás Jarry entre los participantes.