Apagón de TV analógica en Chile marca un hito

Con el cese de las transmisiones analógicas de TVN en varias regiones del país, se inicia una nueva era digital. Sin embargo, la falta de una campaña informativa efectiva plantea desafíos para garantizar que todos los ciudadanos puedan acceder a la televisión digital.

Por CRISTIÁN CARRIÓN N. / Foto: ARCHIVO

¡No se vaya a negro! Este miércoles marcó un hito en la historia de la televisión chilena. Ese día cesaron de manera permanente las transmisiones analógicas de Televisión Nacional de Chile (TVN) en Arica, Aysén, Magallanes y Tarapacá.

El paso se enmarca en la implementación de la Ley 20.750 de 2014, que estableció la transición hacia la televisión digital terrestre en el país. El cambio sigue la tendencia mundial, sumándose a países como Estados Unidos, Reino Unido, México y Costa Rica que ya han realizado el apagón analógico.

Una prórroga por parte de la Subsecretaría de Telecomunicaciones, en 2020, se debió a la falta de condiciones adecuadas para llevar a cabo el apagón. La profesora Chiara Sáez, de la Universidad de Chile y miembro de la Mesa de Ciudadanía y TV Digital, destaca que la televisión analógica ha quedado obsoleta a nivel global, lo que justifica la transición.

Uno de los principales problemas durante el proceso ha sido el simulcasting, donde las señales analógicas y digitales compartían espectro, limitando la disponibilidad de canales.

El apagón liberará más espacio en el espectro y aumentará la cantidad de canales disponibles. Sin embargo, la falta de una campaña informativa adecuada ha generado confusión entre los televidentes. Tanto Karla Falcón, productora ejecutiva de UChile TV, como Chiara Sáez critican la falta de claridad en la comunicación acerca de la televisión digital.

El apagón analógico marca un paso crucial hacia la modernización de la televisión chilena.