Árabes exigen a Netflix cortar “contenido ofensivo”

Países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) pidieron a la aplicación que elimine besos lésbicos y homosexuales de las transmisiones.

Los países miembros del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), alianza política y económica formada por Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Bahrein, Kuwait, Omán y Qatar, le exigieron a Netflix que borre de sus transmisiones el contenido que “contradice los valores y principios islámicos y sociales” y amenazaron con emprender acciones legales en su contra si no accedía a su petición.

El comunicado también decía que Netflix estaba transmitiendo contenido que violaba las regulaciones de medios vigentes en los países del Golfo.

Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos también publicaron la declaración en sus propios canales gubernamentales. Netflix, con sede en California, no ha respondido a la declaración.

Un canal de televisión estatal saudita transmitió el martes una entrevista con una mujer, identificada como “una consultora de comportamiento”, que describió a Netflix como “patrocinador oficial de la homosexualidad”.

Al mismo tiempo, transmitió imágenes de un programa de dibujos animados con dos mujeres abrazándose, aunque la imagen estaba borrosa.

La televisión estatal saudí también transmitió un segmento que sugería que Netflix podría prohibirse en el país si el programa llegara a los niños.

A pesar de que sólo se especula que se pidió que se retirara el contenido Lgbtq, varios países del Medio Oriente pidieron con anterioridad que se eliminen escenas en las que gays y lesbianas se besan.

En junio, varios países de Oriente Medio y Asia, como Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos y Malasia prohibieron la proyección de la película animada de Disney “Lightyear” en los cines, porque presentaba a dos mujeres en una relación amorosa, lo que iba en contra de los estándares regulatorios en esos países.

La homosexualidad se considera un delito en muchos países de Medio Oriente, y se informó que, apenas el lunes pasado, Irán condenó a muerte a dos activistas Lgbtq, por cargos de “trata de personas”.