Arenas movedizas en el tenis

Una tormenta de proporciones sacude al tenis mundial con el anuncio de Arabia Saudí de que organizará un torneo de exhibición con seis de los mejores tenistas del mundo, en plena temporada del circuito ATP.

Por SERGIO RIED / Foto: ARCHIVO

El poderoso país del Golfo ya puso sus tentáculos en el golf y la Fórmula 1, y ahora va por el tenis. Los petrodólares ya encandilaron a Rafael Nadal (foto principal), que será el rostro del tenis de Arabia Saudita, a cambio de ¡100 millones de dolares!

Y ahora anuncian el llamado «6 Kings Slam», una millonaria exhibición con la participación de Novak Djokovic, Carlos Alcaraz, Daniil Medvedev, Jannik Sinner, Holger Rune y, por supuesto, Rafael Nadal.

SALTA LA BANCA

¿Y cómo se puede hacer para insertar una exhibición en medio de la competencia más importante del tenis mundial? Pues, con dinero, montañas de dinero. Algo que ni los más optimistas pueden dimensionar.

La exhibición agendada para octubre, en Riad, será la más millonaria de la historia del tenis y del deporte y aunque no se conoce aún su fecha exacta, se calcula que será entre el 14 y el 20 de ese mes, una vez finalizado el Masters 1000 de Shanghai y antes de Viena y Basilea, que van del 21 al 28 y son dos imperdibles para los top ten.

Arabia Saudí ya ha probado en innumerables ocasiones que el dinero no es tema para ellos y ofrece para estos tres o cuatro días de exhibicion, tres veces más dinero que todo el Australian Open, que se disputa a cinco sets y dura dos semanas.

LLUVIA DE DÓLARES

Para dimensionar lo que será este mini torneo de exhibición, digamos que Jannik Sinner, el campeón del AO en Melbourne, obtuvo un premio de 2.04 millones de dólares y tuvo que jugar siete partidos a cinco sets y pagar su estadía de tres semanas, más la de todo su equipo.

Esta exhibición garantiza un mínimo de 1,5 millones a cada jugador y SEIS MILLONES DE DÓLARES al campeón, por tres o cuatro días de partidos a tres sets. Con la estancia de los competidores y su entorno pagada, en un hotel de siete estrellas en Riad.

TIEMBLA LA ATP

Razón tenía Craig Tiley, director del Abierto de Australia, cuando declaró en una entrevista que su Grand Slam estaba amenazado por el desembarco de la escuadra económica saudí.

«Cualquier día aparece uno de estos jeques árabes y pone 100 millones de dólares, contrata a 32 jugadores para un torneo y les da dos millones a cada uno», dijo Tiley. “Y si lo desean pueden hacerlo en enero», añadió, haciendo alusión a su torneo que se disputa en esa fecha.

Y la verdad es que Mr. Tiley no andaba muy errado, porque ya existen ofertas concretas de parte de Arabia Saudí, para comprar los derechos del Masters 1000 de Madrid o el de Miami, ambos en manos del gigante IMG, aunque últimamente ha crecido la idea de sumar un nuevo Masters 1000, que se jugaría en enero, antes del AO.

Ya la WTA y la ATP han acusado el golpe y piensan unirse para evitar que Arabia Saudí clave sus garras en ellos.

A seguir…