Asesor jurídico de Sergio Jadue en la ANFP dejó la Conmebol

Gorka Villar fue asesor internacional del fútbol chileno y habría participado en la defensa de Jadue cuando fue requerido por la justicia de Estados Unidos.

El diario El País confirmó este martes que el abogado Gorka Villar ha dejado de ser director general de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), cargo que ejercía desde diciembre de 2014 cuando fue nombrado por Nicolás Leoz. La Conmebol emitió anoche un comunicado en el que anunció la rescisión de mutuo acuerdo del contrato del hijo de Ángel María Villar, presidente de la Federación Española de Fútbol, presidente en funciones de UEFA y vicepresidente de FIFA. El cese en sus funciones llega a pocas horas de que su padre pueda anunciar su candidatura a la presidencia del fútbol europeo, cuyo plazo finaliza mañana.

El comunicado es escueto y no concede explicación alguna a los motivos de la ruptura del contrato. Fuentes de la Conmebol aseguran que ha pactado un finiquito, pero no tan alto como esperaba. Desde hacía meses, se especulaba con la marcha de Gorka Villar, pero esta no se ha dado hasta que no ha concluido la Copa América del Centenario, un proyecto en el que ha puesto mucho empeño personal y que ha dejado grandes beneficios económicos a la Conmebol.

gorka-villar-620x340Gorka Villar está acusado por la fiscalía de Uruguay de extorsionar a clubes uruguayos, que denunciaron la venta a la baja de los derechos de retransmisión de los torneos suramericanos internacionales. Cuando los clubes y la asociación de jugadores uruguayos denunciaron esa venta que no igualaba ofertas superiores, la Conmebol amenazó con expulsarlos de las competiciones internacionales y algunos de los presidentes fueron sancionados con 90 días de inhabilitación lo que impidió a alguno de ellos presentarse a las elecciones a la federación charrúa.

Eugenio Figueredo, expresidente de la Conmebol y ex vicepresidente de FIFA y uno de los implicados en la trama de corrupción del FIFAgate, declaró ante la justicia uruguaya que Gorka Villar había «encabezado la extorsión a los clubes uruguayos mediante notas coercitivas y aprovechando la influencia de su padre en la FIFA». Está previsto que el ya exdirector general de la Conmebol tenga que declarar en breve ante la justicia uruguaya, algo a lo que al parecer estaba dispuesto una vez que habría obtenido las garantías necesarias para recibir un trato justo. Fuentes cercanas al caso aseguran que sin esas garantías corría el riesgo de que le quitaran el pasaporte en Uruguay y quedara allí retenido.

Y no sólo eso, porque Villar también fue asesor jurídico internacional de la Federación chilena y de la ANFP, prestando servicios durante todo el periodo del defenestrado Sergio Jadue, quien hoy se encuentra retenido por el FBI en Estados Unidos. Villar trabajó en diversos casos que afectaron a la ANFP y no se descarta que estuviera a cargo de la defensa del propio Jadue cuando fue denunciado por recibir coimas de parte de las empresas que obtuvieron los derechos de transmisión de los torneos internacionales. El español se desempeñó en Quilín en estrecha relación con el secretario ejecutivo de la ANFP, Óscar Fuentes, quien era su «par» en las gestiones jurídicas que debía abordar ante la Conmebol y los organismo internacionales.

Villar recibía sueldo de parte de la Federación como asesor jurídico internacional y en las auditorías de la ANFP se deberá determinar su participación en las situaciones personales que involucraron legalmente a Jadue.