Así se jugará al fútbol después de la pandemia

La Internacional Board, el organismo encargado de las reglas, aprovechó las cuarentenas para pensar un poco y decidió modificar algunas. Aquí van.

Por Julio Salviat

La International Board (IFAB, según la sigla en inglés), el organismo que regula las reglas del fútbol, es como El Vaticano: tarda años –a veces siglos– en modificar alguna. Así como los Papas pregonan la infalibilidad de la Iglesia, estos viejitos dependientes de la FIFA asumen que sus dictados serán inalterables en el tiempo.

En su circular N° 19 de este año, la IFAB considera que, cuando se reanuden las competencias después de la pandemia, se deberá disputar un gran número de partidos en un período muy limitado y en condiciones meteorológicas distintas de las esperadas, “lo cual podría repercutir en la salud del futbolista”.

Con estas consideraciones, aprobó una modificación transitoria a la regla 3, dedicada a los jugadores, en lo referente a las sustituciones.

De cualquier modo, lo dispuesto no parece tener mucho que ver con el interés de proteger la salud de los jugadores: nada dice del saludo de los capitanes, de la aglomeración en el camarín ni de los festejos grupales después de un gol o una victoria. Sí, en cambio, determina en una glosa aparte que se podrá prescindir de los árbitros asistentes en el VAR, seguramente porque necesitan estar muy juntos para ver las pantallas con las imágenes del juego. Los que mantengan la presencia del VAR –especifica– deberán respetar las Reglas del Juego en su integridad y, por extensión, los protocolos del mismo.

En la modificación del artículo 3, la IFAB aumenta a cinco los jugadores suplentes que podrán ingresar en el partido. La regla rige a partir del 1 de junio y para las competencias que deberían finalizar antes de fin de año “hayan comenzado o no”. Pero deja a criterio de las Federaciones locales si lo aplica.

En resumen, el cambio propuesto es el siguiente:

·   Ambos equipos podrán utilizar un máximo de cinco suplentes.

·   Para evitar al máximo las interrupciones, cada equipo dispondrá de tres oportunidades para realizar las cinco sustituciones, que también se podrán llevar a cabo durante el descanso.

También contempla un aspecto cuya utilidad parece poco comprensible. Dice:

·    Si ambos equipos realizaran una sustitución al mismo tiempo, se restará una oportunidad de cambio a cada uno de ellos. (¿No se trata de evitar las interrupciones?).

·     En el caso de que se dispute una prórroga, ambos llegarán a ésta con el número de suplentes y oportunidades de sustitución que no hayan empleado.

•    Si el reglamento de la competición permitiera realizar un cambio más durante la prórroga, los dos equipos dispondrán de una nueva oportunidad que podrá aprovecharse antes del inicio de la prórroga o durante el periodo de descanso de la misma.Hace también una advertencia divertida: en el caso de competiciones seniors, los jugadores que ya hayan sido reemplazados no podrán volver a entrar durante el partido