Atentado contra Cristina Fernández: agresor tenía 100 balas escondidas en una casa

  • La policía allanó un antiguo domicilio del brasileño detenido tras intentar asesinar a la vicepresidenta de Argentina.

Las últimas noticias que se han conocido sobre el individuo detenido tras atentar contra la vicepresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner y que gatilló su arma contra el rostro de la ex mandataria trasandina sin lograr que el arma disparara -se dice que no había pasado una bala a la recámara-, es que fue detenido e identificado como Fernando André Sabag Montiel, de 35 años y de nacionalidad brasileña, un vendedor ambulante sin antecedentes penales y que vive desde 1998 en Argentina.

En la madrugada de este viernes, la policía allanó un antiguo domicilio suyo y que actualmente tiene en arriendo, luego que un vecino lo denunciara al identificar su foto en la televisión. La información, de acuerdo a una nota del sitio Infobae, señala que efectivos de la Unidad de Investigación Antiterrorista de la Policía Federal Argentina, con una orden de la jueza María Eugenia Capuchetti, encontraron dos cajas con 50 balas de calibre 9 milímetros cada una en una pequeña casa en la calle Uriburu, en la zona de San Martín.

Se informó que Sabag Montiel no tenía licencia para portar armas.

Según la policía, que también allanó una vivienda en Villa del Parque, en la calle Terrada, donde vivía con sus padres años atrás y que hoy alquilaba a inquilinos, aún falta conocer su actual domicilio.

El vecino que entregó el dato del domicilio en la zona de San Martín al personal de la Comisaría 8 de la Bonaerense, indicó que nunca había tenido problemas con Sabag Montiel y que sabía que el acusado de matar a la vicepresidenta era propietario de tres taxis que trabajaban en Capital Federal e, incluso, aportó el número de teléfono del acusado.

Argentina: ¿el hombre que intentó matar a Cristina Fernández actuó solo o es parte de una conspiración?

Pero hay otro antecedente policial ligado a Sabag Montiel. En marzo de 2021, un policía de la Comisaría 15A relató que interceptó al acusado en un Chevrolet Prisma negro en su recorrido, sin patente trasera y con los vidrios delanteros bajos. Sabag Montiel le dijo que era empleado de una empresa telefónica, que el auto había perdido la patente en un choque ocurrido días antes, pero al abrir una de las puertas cayó un cuchillo de 35 centímetros de largo, que él justificó que lo portaba como medio de defensa.

Sin embargo, la fiscalía decidió archivar el caso.