ATP 500 de Barcelona: preocupante derrota de Nicolás Jarry

El chileno (22º) perdió con el argentino Marco Trungelliti (197º), por 7-6(5) y 6-3, en una pobrísima actuación.

Por SERGIO RIED / Foto: AGENCIAS

Ya no sorprenden las derrotas de Nicolás Jarry, que ha tenido un comienzo de temporada realmente decepcionante, cayendo con jugadores, no sólo de más bajo ranking, sino además debutantes en las grandes ligas.

Su juego inseguro, su irregularidad en el saque y la derecha, que son su fortaleza, lo abandonan demasiado seguido en un mismo partido, dejándolo huérfano y víctima de sus numerosos errores no forzados.

En suma, puede perder con cualquiera que sólo tenga la paciencia y la capacidad de esperar por estas lagunas.

PROMETEDOR COMIENZO

Pese a que no partió arrasando al argentino Marco Trungelliti, de 34 años, como lo hacía suponer la gran diferencia de ranking, Nico se mantuvo firme con su saque y lo mantuvo incólume durante todo el primer set, al igual que su rival.

Pero la pérdida de 3 puntos de quiebre estando 6-5 arriba forzó a un tiebreak, y allí nuestra primera raqueta se adelantó 3-1, para luego perder cuatro puntos seguidos y el tiebreak por 7-5.

LA DEBACLE

Nada bueno hacía presagiar el desarrollo del tiebreak, en el que Jarry tuvo un pésimo final. Y vaya si se cumplió el presentimiento, porque, de entrada, el trasandino quebró el saque de Nico y se fue 3-0 arriba, luego 4-1 y 5-2 sin ceder su servicio, pese a que nuestra primera raqueta tuvo varias oportunidades de rompimiento que desaprovechó.

Así se llegó al lapidario 6-3 con el que Jarry se despidió de la arcilla catalana y del prestigioso torneo conocido como Conde de Godó.

Ahora, a esperar por el Masters 1000 de Madrid, con mejores sensaciones.