Aumentan multas por trabajo infantil en Estados Unidos

Este mes se aplicó una multa de 1,5 millones de dólares a una empresa por emplear a 102 niños en instalaciones de envasado de carne.

Por ANDRÉS ALBURQUERQUE / Foto: ARCHIVO

Las multas aplicadas por trabajo infantil en Estados Unidos han ido en aumento desde 2015, según datos entregados por la división de Salarios y Horas del Departamento de Trabajo de ese país.

El número total de infracciones es mucho menor que hace dos décadas, pero los expertos siguen preocupados por el problema.

En 2015 (el punto más bajo de los datos), Salarios y Horas encontró 1.012 menores empleados en violación de las leyes de trabajo infantil, con una media de 1,9 por caso. En 2022, esa cifra se triplicó con creces hasta los 3.876, con una media de 4,6 por caso.

“Estamos haciendo más divulgación y educación, lo que ayuda a la gente a reconocer las infracciones. También, más investigaciones”, dice Jessica Looman, administradora adjunta principal de Salarios y Horas.

La oficina ha hallado más menores por caso, y no está claro por qué. Los investigadores también están encontrando más menores trabajando en ocupaciones peligrosas, en las que los niños pueden sufrir lesiones graves.

“Esas cifras están aumentando de nuevo, y eso nos preocupa mucho. Es importante responsabilizar a los empresarios, pero también es un problema comunitario. Está basado en la escuela. Se basa en los padres”, afirma Looman.

Agrega que “todos juntos, como sociedad y como economía, tenemos que unirnos y asegurarnos de que protegemos a nuestros hijos. Y cuando nos fijamos en el aumento de las violaciones del trabajo infantil, tenemos que hacernos la pregunta, ¿cómo estamos permitiendo que esto suceda en 2023?”.

Según los expertos, el trabajo infantil afecta negativamente a la educación y la salud de los niños que lo practican.

Looman dice que la mayoría de las infracciones se producen en lugares donde es apropiado que trabajen menores, lo que significa que los adolescentes trabajan demasiadas horas en una tienda de comestibles o manejan una freidora y se quedan hasta demasiado tarde en una cadena de comida rápida.

Por ejemplo, en 2022, más de 100 niños de varios locales de McDonald’s en Pensilvania fueron programados ilegalmente para trabajar demasiadas horas o demasiado tarde por la noche. Los restaurantes Subway, Burger King y Popeyes de Carolina del Sur fueron multados por infracciones similares en 2022.

Este mes, Packers Sanitation Services Inc. (PSSI) pagó una multa de 1,5 millón de dólares por emplear a 102 niños en trabajos peligrosos en instalaciones de envasado de carne en ocho estados. El verano pasado, la agencia Reuters reveló que niños de hasta 12 años -muchos de ellos inmigrantes- fueron contratados para trabajar en un taller metalúrgico propiedad de Hyundai.

Estos casos representan tipos comunes de infracciones en trabajos peligrosos detectadas por los investigadores, como la limpieza o el manejo de maquinaria peligrosa.

Reid Maki, director de defensa del trabajo infantil de la Liga Nacional de Consumidores y coordinador de la Coalición contra el Trabajo Infantil, que trabaja para acabar con el trabajo infantil abusivo, considera que, “en general, Estados Unidos cuenta con buenas leyes sobre trabajo infantil, salvo en el sector agrícola. Allí, los menores de 12 años pueden trabajar muchas horas, y las normas sobre trabajos peligrosos en la agricultura no son tan estrictas como en las industrias no agrícolas”.

Añade que “aunque las violaciones del trabajo infantil pueden afectar a menores de todos los orígenes, muchos de los niños que vemos trabajando en situaciones de explotación suelen proceder de familias inmigrantes y latinas”.

A menudo están cosechando frutas y verduras. En un estudio de 2019, 30 niños trabajadores agrícolas de Carolina del Norte, de entre 10 y 17 años, dijeron a los investigadores que se les presionaba para trabajar a toda prisa en condiciones peligrosas, se enfrentaban al robo de salarios y trabajaban muchas horas bajo el calor.