Aumento de brotes pone a prueba la política de cero covid en China

Mientras, Brasil volverá a exigir el uso de mascarillas en vuelos nacionales e internacionales.

Por ANDRÉS ALBURQUERQUE / Foto: ARCHIVO

A principios de noviembre, el máximo órgano de dirección del Partido Comunista chino suavizó ligeramente la estricta política de cero covid del país, lo que hizo vislumbrar la posibilidad de que el gobierno estuviera considerando la posibilidad de levantar sus controles de salud pública.

Sin embargo, a medida que los casos de coronavirus aumentan en todo el país, las ciudades vuelven a cerrar miles de barrios, incluso en la capital, Beijing, y a enviar a los contactos cercanos a centros de cuarentena, lo que plantea dudas sobre la seriedad de las autoridades a la hora de eliminar algún día la política de cero covid en el país.

“Este es el típico dilema político al que se enfrentan los líderes chinos. Cuando se relajan y se abren, se produce el caos, y cuando se endurece la política, es demasiado rígida para permitir cualquier flexibilidad”, explica Yanzhong Huang, investigador principal de salud global en el Consejo de Relaciones Exteriores de la Universidad de Seton Hall, en Nueva Jersey.

El martes, China registró 28.883 nuevos casos, un pico dramático en un país que se ha acostumbrado a no más de unos cientos de casos al día. Casi la mitad de los casos se concentran en la ciudad sureña de Guangzhou y en el municipio suroccidental de Chongqing. Guangzhou ha ordenado un cierre de cinco días en su distrito más poblado, Baiyun, hasta al menos este viernes.

Todas las 41 mil plazas de cuarentena que tenía disponibles ya estaban ocupadas, ya que Chongqing se apresuró a contener el nuevo brote, dijo Li Pan, subdirector de la Comisión de Salud de Chongqing en conferencia de prensa.

Muchas ciudades chinas también han reanudado las pruebas de covid masivas y obligatorias, lo que ha reavivado la preocupación por la vacilante economía nacional y ha hecho disminuir las esperanzas de una rápida reapertura tras la pandemia.

Mientras, en Brasil, el gobierno anunció que volverán a ser obligatorias las mascarillas en los aeropuertos y vuelos de Brasil a partir del viernes, debido a un repunte de los contagios de covid-19, según una nueva orden impuesta por las autoridades sanitarias.

El uso de mascarillas dejó de ser obligatorio el pasado agosto, pero ha vuelto a ser impuesto debido a “los datos epidemiológicos actuales, que indican un aumento en el número de casos de covid-19 en la población brasileña”, según un comunicado de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa).

Brasil ha sido uno de los países más castigados por la pandemia en el mundo. Acumula hasta ahora casi 690 mil muertes y más de 35 millones de contagiados.