Ausencias vitales en la «Roja» Sub 23 que va al Preolímpico


Lista difundida este viernes por el DT Bernardo Redín dejó fuera a jugadores que hubiesen mejorado las escasas posibilidades de este plantel para llegar a los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020.

Por impedimentos de sus clubes o por decisión técnica, la Selección Chilena Sub 23 que competirá en el Sudamericano clasificatorio de Colombia para los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, no contará con varios jugadores que hubiesen potenciado sus menguadas posibilidades para sacar boletos al máximo certamen del deporte mundial.

El torneo clasificatorio se disputará a contar del 18 de enero en las ciudades de Pereira, Bucaramanga y Armenia y sólo entregará dos cupos para estar en Tokyo.

Chile quedó en el Grupo A, localizado en Pereira, y se las verá con Ecuador (18 de enero), Venezuela (21), Argentina (24) y Colombia (30).

Un problema serio del equipo dirigido por el colombiano Bernardo Redín es que sus jugadores llegarán al sudamericano sin ritmo de juego debido a la suspensión del torneo interno a partir del estallido social del 18 de octubre. Por si fuera poco, en medio de esa convulsión, el seleccionado renunció a jugar un cuadrangular en Tenerife, donde enfrentaría a Brasil, Argentina y Estados Unidos.

Su último amistoso lo disputó en el 10 de septiembre ante Brasil, cayendo de visita por 3-1. Ahora, el 5 de enero jugará contra Colo Colo en la “Noche Alba” como único aperitivo antes del clasificatorio. Dos días después viajará a Cali para un proceso previo de aclimatación antes de llegar a Pereira.

Pero el obstáculo principal es que esta selección no contará con todos los mejores elementos de una generación que se extiende entre los nacidos en 1997 y 2002.

Por ejemplo, lamentará la ausencia de la mayoría de los pocos jugadores que militan en el extranjero. Solo estará el antofagastino Ángelo Araos, al que Corinthians le concedió permiso. Otros elementos clave, como el portero Gonzalo Collao (Extremadura) y el atacante Víctor Dávila (Pachuca), fueron impedidos por sus clubes. En cambio, el central Francisco Sierralta (Udinese), el lateral derecho Simón Ramírez (Belenenses) y el extremo Pedro Campos (Necaxa) simplemente no fueron considerados.

Por decisión de Redín quedaron fuera el lateral izquierdo Nicolás Baeza (Huachipato), los volantes Ignacio Saavedra (Universidad Católica), Jimmy Martínez (Universidad de Chile) y los delanteros César Munder (Universidad Católica) y Juan Carlos Gaete (Cobresal). Este grupo estuvo hasta el último microciclo, pero a la hora de la verdad se quedó abajo del avión.

Tampoco fueron considerados los volantes de la UC Carlos Lobos y Jaime Carreño, y el atacante Jason Flores (Antofagasta). Qué decir de Jeisson Vargas -quizás el más prometedor de esta generación- que este año de nuevo dio un paso en falso en su carrera y casi no jugó en la UC campeona 2019.

Finalmente, la nómina divulgada este viernes es la siguiente:

Arqueros: Omar Carabalí (Colo Colo), Julio Fierro (Colo Colo) y Luis Ureta (O’Higgins).

Defensas: Raimundo Rebolledo (U. Católica), Nicolás Ramírez (Huachipato), Alex Ibacache (Everton), Nicolás Fernández (Audax Italiano), Benjamín Gazzolo (Huachipato), Sebastián Cabrera (Palestino), Nicolás Díaz (Palestino) y Thomas Galdames (Unión Española).

Volantes: Gabriel Suazo (Colo Colo), Camilo Moya (U. de Chile), Tomás Alarcón (O’Higgins), Pablo Aránguiz (Unión Española), Adrián Cuadra (Santiago Wanderers) y Ángelo Araos (Corinthians – Brasil).

Delanteros: Iván Morales (Colo Colo), Nicolás Guerra (U. de Chile), Diego Valencia (U. Católica), Franco Lobos (U. de Chile), Matías Cavalleri (Curicó Unido) e Ignacio Jara (Cobreloa).