Automovilismo: el deporte que suma adeptos en Chile

La pasión hacia el deporte sobre ruedas ha crecido en los últimos años en nuestro país. Las diferentes competencias nacionales e internacionales ganan relevancia para el público. A los fieles seguidores, se les suman nuevas generaciones que han encontrado en el automovilismo una fuerte atracción.

Por EL ÁGORA / Fotos: AGENCIAS

Hablar de automovilismo en Chile no es cosa exclusiva del hoy. A lo largo de los años, los chilenos se ha sentido representados por el deporte sobre ruedas. Durante todo el siglo XX, diversas personalidades han buscado poner a Chile en lo más alto a nivel mundial. Algunos lo han logrado y de qué manera.

Incluso, no es necesario ir muy lejos para entender esta marcada tendencia. La región sur del país vibró en los pasados días con un evento internacional súper importante: el Rally Biobío, válido por la 11a fecha del Campeonato Mundial. El olor a llanta en Chile, dominó por varios días.

En esta competencia, el finlandés Ott Tänak, a bordo de un Ford Puma, fue el más rápido en los senderos forestales del sur del país y se quedó por segunda vez consecutiva con la fecha del WRC. Del mismo modo en que lo hizo en 2019, el estonio superó a todos con una agresiva conducción y un excelente manejo por las rutas de la Región del Biobío.

Después de cuatro años, Chile volvió a albergar una competición sobre ruedas a nivel mundial. Además de Tänak, los fanáticos pudieron disfrutar de las maniobras del campeón mundial, el finlandés Kalle Rovanpera y su compañero de equipo, el británico Elfyn Evans (Toyota) y del francés Thierry Neuville y el también finlandés Teemu Suninen, de Hyundai, aparte de los locales, como Jorge Martínez, Pedro Heller, Emilio Fernández, Benjamín Israel y Emilio y Gerardo Rosselot.

El estonio Ott Tänak celebra su triunfo en el Rally Biobío, la única fecha del campeonato mundial que se corre en Sudamérica.

LA PASIÓN QUE DESPIERTAN LOS FIERROS

Los autos de carrera generan una sensación muchas veces difícil de explicar en aquellos que no sienten la pasión por el automovilismo. Es que los fanáticos tienen un piloto y auto preferido por el cual se sienten representados y muchas veces su humor dependerá de si en la carrera se da una victoria o una derrota.

Los fanáticos, muchas veces, toman ejemplos de los autos que más les gustan para adaptarlo al suyo y así sentirse por un rato como su piloto preferido. El trabajo en el motor, por ejemplo, permite muchas veces otorgarle otro andar al auto y sentir que en determinados momentos uno se encuentra en una pista de carrera y no en la avenida principal de cualquier ciudad o pueblo.

El cambio en las ruedas es también algo muy recurrente: las llantas de aro 16 son muy usadas en este tipo de prácticas.

Incluso, también están los fanáticos que cambian las ruedas de sus camionetas por llantas camioneta aro 16.

Tener una rueda en condiciones tiene innumerables ventajas, como lo son la mejora en la apariencia del vehículo, reducir el peso del mismo y mejorar la refrigeración de los frenos. Ni hablar en temas de seguridad, debido a que facilitan la detención, la marcha y el giro del vehículo.

Las más recomendadas son las llantas de aro 16 4×100 y las llantas de aro 16 5×114. Esto es porque al tratarse de una llanta más grande habrá una mayor superficie de contacto entre la goma y el asfalto, lo cual se traduce en un agarre superior.

También, mejora el frenado al disponer de un neumático de mayor anchura, aumentando la situación de seguridad ante cualquier imprevisto que surja.

Lo que sí, estas ventajas se traducirán, probablemente, en precios un poco más altos que si nos referimos a otro tipo de ruedas. Pero, no hay dudas que, en términos de costo-beneficio, brindan mayor seguridad y comodidad en el andar del vehículo, sumado a que tendrán una duración mucho mayor aún, lo que hace tentadora la posibilidad de contar con este tipo de neumáticos.

PILOTOS HISTÓRICOS

Mucho han tenido que ver padres y abuelos en el despertar desde niños esta pasión por el automovilismo que viene en auge en las últimas décadas. Ellos han inculcado el amor por este deporte que ha ido creciendo y aumentando con el paso del tiempo en la tierras chilenas.

Si bien eran otros tiempos, ya en los inicios del siglo XX han surgido pilotos chilenos que han marcado un antes y un después en la historia del automovilismo de Chile. Y todo se remonta a 1929, cuando se logró la primera conquista internacional de un chileno.

El primer piloto chileno en ganar una carrera internacional fue Juan Zanelli, quien competía en los Grand Prix. La hazaña la obtuvo en 1929 en Le Mans en el marco del Grand Prix Bugatti. Ese 2 de junio quedaría en la historia grande del automovilismo chileno.

Pero, si hablamos de historia grande, no podemos no mencionar a Eliseo Salazar. El único piloto que ha participado en las cinco competencias más importantes y tradicionales del automovilismo mundial: el Gran Premio de Mónaco de la Fórmula 1, las 500 Millas de Indianápolis, las 24 Horas de Le Mans, el Rally Dakar y el Campeonato Mundial de Rally.

También, como reconocidos deportistas chilenos dentro de la disciplina, no podemos olvidarnos de Pablo Donoso, Martín Scuncio, Gonzalo Bravo, Eduardo Canales, entre otros, como Bartolomé Ortiz, Papín Jaras y Juanito Gac.

Todos ellos han contribuido a la rica historia de nuestro país en lo que al automovilismo se refiere.