“Balón de Oro” privilegió a los franceses y perjudicó a Alexis Sánchez

La revista “France Football” retomó el concurso para elegir al mejor jugador del mundo e hizo notar de inmediato su parcialidad (cuatro galos entre los 30 nominados) y su descriterio (tres defensores solamente, y todos centrales).

Treinta jugadores de doce clubes (todos europeos) y de 17 nacionalidades fueron nominados al Balón de Oro 2016 por la revista France Football, que retomó este año la tuición del concurso después de revocar su convenio con la FIFA.

De este modo, la publicación elegirá y premiará al mejor jugador del mundo sin rendirle cuentas al organismo que dirige la actividad. Tampoco consultará a entrenadores y jugadores como se hacía hasta el año pasado: sólo votarán periodistas especializados, igual que en los antiguos tiempos.

La falta de objetividad en la elección de los finalistas propuestos por la revista ya se notó: el país que aporta más jugadores al concurso es, sospechosamente, Francia. Antoine Griezmann seguramente recibirá votos, por su gran campaña en el Atlético de Madrid, pero muy pocos apostarán por los que se desempeñan en Inglaterra: Hugo Lloris (Tottenham), Dimitri Payet (West Ham United) y Paul Pogba (Manchester United). Alemania, España y Portugal aportan tres jugadores cada uno; Uruguay, dos. Todos, con más méritos que los cuatro anteriores.

El chileno Arturo Vidal es el último de la lista. Pero no hay que preocuparse: se entregó por orden alfabético.

Algo sucedió

Lo que algo preocupa es por qué no hubo más chilenos en la nómina. Uno estaba cantado: Alexis Sánchez. Al lado de esos tres franceses que secundan a Griezmann es un dios. Y supera por mucho a varios más.

Ocho grandes jugadores que el año pasado optaron por el Balón de Oro esta vez ni siquiera figuran en la lista. Ellos son (orden alfabético): Karim Benzema, Eden Hazard, Javier Mascherano, Ivan Rakitic, Arjen Robben, James Rodríguez, Alexis Sánchez y Yaya Touré. El que logró mejor ubicación en el recuento final fue el ídolo de Tocopilla. Remató décimo, sólo superado –de este grupo- por Hazard, que terminó octavo.

Cuesta entender por qué fue marginado esta vez. Quizás sea porque sus calugas no les gustan a los franceses, o porque priorizaron la anchura del abanico y pensaron que dos chilenos quitaban margen a otros países. Se les ocurrió que no era mala idea incluir a un africano, y el gabonés Pierre Emerick Aubemayang (nacido en Francia) se ganó un lugar. Alguien debe estar pensando en el negocio: su club, el Borussia Dortmund, lo tasó en 80 millones de dólares.

Alexis Sánchez está considerado como uno de los mejores elementos de la Premier League y en la temporada pasada muchos medios y organizaciones lo pusieron en el primer lugar. Entre los 30 nominados, hay siete futbolistas que se desempeñan en clubes ingleses. Aparte de los regalones franceses, figuran el belga Kevin de Bruyne, el sueco Zlatan Ibrahimovic, el argelino Riyad Mahrez y el inglés Jamie Vardie. Los dos primeros podrían estar a la altura de Sánchez. Los restantes son abiertamente inferiores.

Méritos reafirmados

Que no figuren Claudio Bravo y Gary Medel se justifica: ninguno de los dos ha mantenido el brillo de las temporadas anteriores. Y eso opaca el mérito que tuvieron al ganar -igual que Arturo y Alexis- la Copa América Centenario.

Vidal es considerado por muchos como el mejor volante central del mundo. Pocos jugadores se desenvuelven con tanta eficacia en distintos sectores y funciones diferentes. A sus condiciones técnicas agrega un trajín incesante y una personalidad avasalladora. Su proporción de pases bien ejecutados supera ampliamente la media de la élite mundial. Su capacidad goleadora también está sobre márgenes exigentes.

Con todos esos atributos, lo más probable es que integre el equipo ideal con que culmina el recuento del Balón de Oro. En el Once Ideal FIFA del año pasado, el galardón de ese puesto fue para Luka Modric, del Real Madrid, al que “King Arthur” tiene poco que envidiarle en los días que corren.

No debería haber variación en el arco: el alemán Manuel Neuer mantiene su destacadísimo nivel. Si el italiano Gianluigi Buffon es nominado, será un premio a la trayectoria más que a la buena temporada.

En la zaga sí que habrá cambios. Fuera de la lista quedaron los brasileños Dani Alves, Thiago Silva y Marcelo. Sólo sobrevive Sergio Ramos, quien seguramente ocupará el lugar que le corresponde como mejor central del mundo.

Aparte de “patero”, France Football no le hace mucho honor a su nombre.: nomina, apenas, a tres centrales, que agotarían los puestos defensivos si el técnico utiliza una línea de tres. No hay laterales, y en su equipo ideal tendrá que improvisar volantes para esa función.

En cambio, sobran volantes y delanteros. Y será difícil elegir entre tanta estrella. Jugando a los adivinos, no andaría mal un trío de mediocampo compuesto por Modric, Vidal y Griezmann. Y tampoco suena feo un ataque con Messi, Suárez y Cristiano Ronaldo.

Los grandes candidatos a ganar el trofeo más preciado son los de siempre: Lionel Messi y Cristiano Ronaldo. Pero esta vez puede haber un “tapado”: no hay que descartar al francés Antoine Griezmann.

El 13 de diciembre se entregarán los premios en París. Ahí veremos…

Este análisis también lo puedes leer en el periódico Cambio 21.