Benjamín Kuscevic jugará la final de la Copa Libertadores

El central chileno actuó en los últimos minutos en el Palmeiras que pese a caer en casa 2-0 ante River Plate, clasificó al partido definitivo del certamen gracias a su triunfo 3-0 en Buenos aires. En un encuentro polémico, el equipo de Gallardo, que tuvo a Paulo Díaz en cancha, rozó el milagro deportivo.

Por EL ÁGORA

River Plate recuperó la memoria y se impuso merecidamente 2-0 al Palmeiras en Sao Paulo, pero la derrota 3-0 en casa fue tan contundente como lapidaria. Aunque el equipo supo ponerse de pie y estuvo muy cerca de al menos forzar los penales en Brasil.

Después del 2-0, estructurado en el primer tiempo con tantos de Rojas (29`) y Santos Borré (44`), en el complemento llegaron las jugadas polémicas, aunque finalmente las decisiones que se tomaron luego de consultar el VAR se ajustaron al reglamento. En la primera, se anuló el 3-0 de Montiel por posición de adelanto previa. En la siguiente, fue desestimado un penal originalmente sancionado. Y en la última, ya en los descuentos (se añadieron nueve minutos), se revisó un posible penal de Kuscevic, pero un fuera de juego previo disipó cualquier duda.

El central formado en la Universidad Católica ingresó en el minuto 81, cuando River atacaba con todo (cuestión que ocurrió en todo el compromiso). En el cuadro argentino fue titular Paulo Díaz, cumpliendo una buena actuación. Incluso estuvo cerca de abrir la cuenta con un remate de media distancia y de anotar el tercer gol de su equipo con un frentazo desviado por el arquero Weverton.

La segunda semifinal se dilucidará este miércoles, a las 19:15 horas, entre Santos de Brasil y Boca Juniors (empate sin goles en la ida). La final de la Libertadores se disputará el 30 de enero, en el estadio Maracaná.

Revisa el compacto del partido: