Boca se dio un festín en Ecuador

El cuadro Xeneise ganó 3-0 en su visita a la Liga Deportiva Universitaria y prácticamente sentenció su paso a las semifinales de la Libertadores, mientras que en Río, Flamengo dio el primero golpe en la llave ante Internacional, al imponerse por 2-0. La jornada de este jueves anuncia el duelo entre River -actual campeón del certamen-, y Cerro Porteño.

A Boca se le abrió el partido con un tempranero gol de Wanchope Ábila, que supo aprovechar un pase profundo que dejó mal parada a la defensa de la Liga. Los ecuatorianos no pudieron levantarse de ese golpe y además el equipo argentino aprovecho la ventaja numérica que tuvo desde el cierre del primer tiempo, por la expulsión de Orejuela.

Arrancando el complemento un hermoso tiro libre de Reynoso decretó el 2-0, y en la recta final Luis Caicedo, que hizo absolutamente todo mal en esa jugada, mediante autogol sentenció el 3-0 definitivo con que Boca reservó pasajes para las semifinales, instancia que deberá abrochar la próxima semana en la Bombonera. Y donde espera tener una revancha con River, luego de la derrota en la vergonzosa final de 2018.

Para que se dé nuevamente ese Boca-River, aunque esta vez en semifinales, el equipo Millonario deberá superar a Cerro Porteño, una llave más que interesante que comenzará a definirse este jueves a las 18:15, en el Monumental de Núñez.

En el otro encuentro del miércoles, Flamengo se impuso 2-0 a Internacional de Porto Alegre, gracias a las conquistas de Bruno Herique que llegaron cuando el partido entraba en su recta final. El ganador de este emparejamiento se medirá con el vencedor de la llave entre Palmeiras -que se impuso por la cuenta mínima en la ida- y Gremio. Con este panorama, Brasil tiene asegurado un equipo en la final del 23 de noviembre en el Estadio Nacional.

Este jueves, además, se jugará la ida entre Corinthians y Fluminense, buscando un lugar en las semifinales de la Copa Sudamericana, donde Independiente del Valle espera tranquilamente a su rival.