Boric en La Araucanía: tono endurecido, anuncios de nuevas medidas y diversas reuniones

El Presidente vive su segunda jornada en la macrozona sur y este viernes viajó a Lonquimay, para más tarde trasladarse a Villarrica.

Por EL ÁGORA / Foto: AGENCIAUNO

11 de noviembre. Exactos ocho meses desde que el Presidente de la República, Gabriel Boric, inició su mandato. Los conmemora de visita en la Región de La Araucanía, sumida en Estado de Excepción Constitucional de Emergencia a partir de los hechos de violencia que se vienen registrando en la macrozona sur.

Su viaje se inició este jueves y lo termina hoy. Doble jornada de diversas reuniones y anuncios varios. También de autocríticas: la última esta mañana en entrevista con Radio Lonquimay, el Mandatario reconoció que «pecamos de voluntarismo» y que «fue un paso en falso», refiriéndose a la primera visita que hizo una autoridad de su gobierno a la zona, cuando en marzo la recién asumida ministra del Interior, Izkia Siches, intentó llegar a la comunidad de Temucuicui, pero debió desistir al escucharse balazos en las cercanías.

Y es que su visita ha tenido de todo. Mientras, por un lado han continuado los ataques incendiarios reinvidicados por organizaciones radicales mapuche y en los que rechazan la presencia de Boric en la zona, por otro el Jefe de Estado ha aprovechado de endurecer el tono contra quienes queman iglesias y escuelas: «Son unos cobardes», les dijo ayer en rueda de prensa al ser consultado por los últimos incidentes que se registraron en la madrugada previa a su arribo.

«Los vamos a perseguir con todo el peso de la ley. Me recuerda a cuando en la década de 1930 los nazis quemaban sinagogas, cuando en septiembre-octubre de 1973 la dictadura militar quemaba libros en la Plaza San Borja. A eso se parece esa gente», comentó el Mandatario en la oportunidad.

La pregunta entonces, surgió inevitablemente: ¿existe terrorismo en La Araucanía?, a lo que Boric no dudó en responder: «No quiero entrar en una discusión semántica, nos hace mucho daño. Yo creo que en la región han habido actos de carácter terrorista», comentó. Sin embargo, añadió que «la Ley Antiterrorista ha traído pésimos resultados para las víctimas y para el Estado».

El endurecimiento del tono era lo que algunos sectores, sobre todo los más conservadores, esperaban de su visita. Por primera vez el Presidente habló de incidentes que podrían ser considerados como terroristas en la región. Por eso algunos pidieron que el Gobierno declare a las organizaciones que históricamente se han adjudicado los antentados como grupos terroristas.

Una de las reuniones del Presidente fue con autoridades de Malleco y parlamentarios de la zona.

Primero en Angol y luego en Temuco. Boric ha sostenido diversas reuniones con autoridades locales: en la Delegación Presidencial con su gobierno, también con el gobernador regional, Luciano Rivas, alcaldes y víctimas de la violencia rural. Tras las citas el Jefe de Estado hizo una serie de anuncios.

Probablemente el más llamativo es aquel que considera la creación de dos nuevos centros de apoyo para las víctimas en Temuco y Los Ángeles. También anunció un reforzamiento en las medidas de seguridad relacionadas a priorizar el combate al robo de madera, mayor vigilancia en carreteras, incremento en las fiscalizaciones, entre otras.

También se han registrado manifestaciones en contra de su visita

Este viernes, el Presidente se trasladó hasta Lonquimay y luego lo hará hasta Villarrica, esperándose durante la jornada que sostenga encuentros también con organizaciones y comunidades del pueblo mapuche. Más tarde, pasadas las 18:00 horas retornará a la Región Metropolitana.