Boxeo: Velásquez retuvo la corona con un empate que dejó gusto a poco

El peleador quellonino conservó el cinturón de campeón latinoamericano de peso supergallo, reconocido por la OMB, pero estuvo lejos de sus mejores actuaciones.

Por EL ÁGORA / Foto: ARCHIVO

Cuando en boxeo un peleador local retiene su título, gracias a un empate otorgado por los jurados, es para pensar que, o los tipos efectivamente votaron lo que vieron, o es que, como siempre ocurre y en cualquier parte, el foráneo hizo mayores méritos que, sin embargo, le fueron desconocidos. Es la disquisición que surge a raíz de la pelea en que José Luis “Pancora” Velásquez conservó su título latinoamericano de peso supergallo, reconocido por la Organización Mundial de Boxeo (OMB), empatando con el venezolano Edixon Pérez, en el Gimnasio Municipal de Castro.

Mientras el jurado argentino marcó 96-94 a favor del venezolano, el jurado dueño de casa, un chilote, dio empate. La alegría volvió al recinto cuando se leyó el fallo del jurado capitalino: 96-94, a favor de Velásquez.

Fue, sin duda, un final polémico. Mientras Pérez, número 1 de su país en la categoría, aceptaba con resignación el fallo, y pedía una revancha, su técnico era mucho más tajante al decir que su pupilo había sido mejor y que, aunque fuera estrechamente, había ganado.

Las versiones señalan que a Velásquez le costó tres o cuatro rounds entrar en ritmo de combate. Asaltos que fueron para el venezolano. Sólo a partir del quinto asalto el quellonino reaccionó y brindó el espectáculo de siempre, atacando sin pausas a un rival que, sin embargo, no sólo aguantó a pie firme buenos golpes, sino que supo contragolpear con acierto.

La crítica a Velásquez no va por el lado de su entrega, sino más bien por el de la concentración. Él, como protagonista principal, no puede estar preocupado antes del combate de las entradas, de los invitados y de si estos están bien atendidos.

¿Será por eso que sus mejores peleas siempre las hizo fuera?