Brasil: Congreso aprueba informe que acusa a Bolsonaro de urdir un golpe de Estado

Con 20 votos a favor, 11 en contra y una abstención, el documento ahora será remitido a la Fiscalía, que ya investiga por la vía penal la asonada del pasado 8 de enero.

Por EL ÁGORA. / Foto: ARCHIVO

Una comisión especial del Congreso brasileño aprobó por mayoría su informe final sobre la investigación del supuesto intento de golpe de Estado del pasado 8 de enero, en el que se acusa al ex presidente Jair Bolsonaro de ser el “mentor intelectual” de la asonada para derrocar al presidente electo Luiz Inácio Lula da Silva.

El documento, fruto de cinco meses de trabajo, propone además imputar a otras 60 personas, entre ellas cinco ex ministros del gobierno de Bolsonaro (1 de enero de 2019 a 1 de enero de 2023), ex comandantes de la Marina y del Ejército, una veintena de militares y una diputada federal, señalados igualmente de golpismo.

El documento, respaldado por 20 votos a favor, 11 en contra y una abstención, será ahora remitido a la Fiscalía, que ya investiga por la vía penal la asonada y ahora decidirá si da secuencia a las indagaciones de la comisión y presenta cargos ante los tribunales.

Bolsonaro está en la mira de la Fiscalía y es uno de los sospechosos de ser supuestamente responsable intelectual de la asonada. El juez del Tribunal Supremo de Brasil, Alexandre de Moraes, aceptó que se incluya a Bolsonaro dentro de las investigaciones, tras pedido de la Procuraduría General, tras ver el video que publicó el expresidente -y que borró minutos después- en el que refutaba sin pruebas los resultados de las elecciones.

La comisión se instaló para esclarecer el violento episodio del 8 de enero, cuando miles de simpatizantes de Bolsonaro invadieron y destrozaron las sedes de la Presidencia, el Parlamento y la Corte Suprema, en Brasilia, para incentivar un golpe militar contra Lula, quien había asumido una semana antes.

El informe de la comisión, elaborado por la senadora Eliziane Gama, defiende que el asalto fue la culminación de un intento de golpe orquestado meses antes y que tiene como pieza central al capitán retirado del Ejército.

Para justificar su tesis reconstruyó, a lo largo de 1.100 páginas y apoyada en la declaración de testigos que comparecieron en la comisión, los tensos meses que antecedieron al 8 de enero.