Camarón que se duerme… Colombia le arruinó el festejo a Argentina en el último minuto

En un duelo que comenzó con superioridad albiceleste y que terminó con los cafeteros volcados en campo contrario para revertir su suerte, un gol postrero de Borja selló un empate en Barranquilla.

Por SERGIO ANTONIO JEREZ

El que pega primero, pega dos veces. Así reza uno de los dichos más antiguos y le calza justo a cómo Argetina encaró su compromiso con Colombia en la humedad de Barranquilla. Y ello porque no sólo hubo cambios en los titulares, sino que también abiertamente en el planteamiento. La Albiceleste fue un vendaval desde que el chileno Roberto Tobar pitó para dar comienzo a la brega. Así, apenas se cumplía el segundo minuto de juego cuando un tiro libre de De Paul –mientras todos esperaban la zurda de Messi- lo conectó de cabeza el defensa centra Cristián Romero para clavar la primera estocada.

Y como el que pega primero, pega dos veces, a los 7 minutos Argentina ya establecía superioridad en las cifras con una “patriada” de Leandro Paredes que terminó en el fondo del arco de David Ospina.

Todo ello ocurría no por casualidad. El técnico Lionel Scaloni metió mano en la formación para darle otro aire al equipo: entraron Nicolás Otamendi por Martínez Quarta, Gonzalo Montiel por Foyth, Marcos Acuña por Tagliafico, Giovani Lo Celso por Ocampos y el joven Nicolás González por el cuestionado Di María.

Al frente, Reinaldo Rueda optó por una alineación más defensiva –que por lo narrado no le sirvió de mucho- prescindiendo de Luis Muriel, que con Duvan Zapata –ambos del Atalanta italiano- forman una dupla ofensiva de miedo. Recién a los 30’ el ex técnico de La Roja modificó el esquema, sacando a Lerma por el mencionado Muriel. De ese modo, Colombia equilibró el trámite, obligando a la defensa argentina a extremar cuidados. Sin embargo, no hubo muchos problemas, aunque la lesión del meta Emiliano Martínez –tras un foul de Duvan Zapata- alcanzó a instalar cierta inquietud.

La segunda parte fue absolutamente diferente. Reinaldo Rueda fue quien movió las piezas para recuperar el poder ofensivo y sus cambios le trajeron al final los resultados esperados. Colombia se sacudió del dominio rival y fue directamente por mejor suerte, con la movilidad de Muriel y de Miguel Borja y la generación de juego de Cuadrado y Cardona.

Al cabo, en un segundo tiempo de escaso fútbol y mucho roce –con foul reiterados y simulaciones vergonzosas- Colombia luchó ante una Argentina que fue de más a menos –los cambios no ayudaron para nada- y prefirió hacer tiempo y ensuciar el trámite antes de imponer sus términos futbolísticos. Y como en el primer tiempo se había impuesto aquello de que el que pega primero, pega dos veces, ahora fue el turno de otro viejo dicho popular: camarón que se duerme… se lo lleva la corriente.
Primero fue el descuento de Luis Muriel (51’), de penal por foul de Otamendi a Uribe, y luego el cabezazo postrero de Miguel Borja en un centro de Cuadrado, ante la floja reacción del meta Marchesi. Era el último minuto y el premio para un equipo que no se rindió y un castigo para aquel que creyó que ya era suficiente.

PORMENORES

Estadio: Metropolitano Roberto Meléndez, Barranquilla.
Árbitro: Roberto Tobar (CHI).

Colombia (2): D. Ospina; S. Medina, Y. Mina, D. Sánchez, W. Tesillo; J. Lerma, G. Cuéllar, M. Uribe; J. Cuadrado, L. Díaz; D. Zapata. DT: Reinaldo Rueda. Cambios: 30’, L. Muriel por Lerma; 46’, W. Barrios por Cuéllar, E. Cardona por Díaz y M. Borja por Zapata; 74’, Y. Moreno por Medina.

Argentina (2): E. Martínez; G. Montreal, C. Romero, N. Otamendi, M. Acuña; R. De Paul, L. Paredes, G. Lo Celso; L. Messi; L. Martínez, N. González. DT: Lionel Scaloni. 40’, A. Marchesin por E. Martínez; 54’, E. Palacios por Lo Celso; 64’, G. Pezzella por Romero y J. Foyth por González.

Goles: 2’, Cristián Romero (A); 7’, Leandro Paredes (A); 51’, Luis Muriel, de penal (C); 90+3’, Miguel Borja (C).

Tarjetas amarillas: Mina, Zapata, Medina, Tesillo, Borja (C); Romero, Pezzella, Paredes, Otamendi (A).