Cambia, nada cambia: republicanos rechazarán una nueva Constitución

El presidente del partido de extrema derecha afirmó que son partidarios de la actual Carta Magna y no están de acuerdo con lo redactado por el Comité de Expertos.

Por EL ÁGORA / Foto: ARCHIVO ATON

Si alguien pensó que la decisión de la mayoría ciudadana de tener una nueva Constitución terminaría con un cambio sustancial en relación a la actual, se quedará con las ganas, eso es más que seguro.

La afirmación no es antojadiza, porque ya desde el Partido Republicano, al que la votación para elegir a los constituyentes le dio una aplastante mayoría, ya dejaron en claro que no tienen la menor intención de avalar una nueva Constitución y que son partidarios de que la actual quede tal como está.

Al conocido rechazo del senador de dicha colectividad Rojo Edwards, se sumó ahora la opinión del presidente del Partido Republicano, Arturo Squella.

Primero Squella comentó que la intención de su partido es tener la presidencia del organismo constituyente. “Creemos que corresponde que un republicano sea el que presida esta institución. Queda que los consejeros elijan a quien va a ser nuestra carta como representante, sea hombre o sea mujer, eso tendrán que verlo ellos. Lo que nos importa es tener muy claro cuál va a ser el rol que le va a corresponder”.

A continuación dejó en claro cuál será la posición que adoptará el partido en la redacción del nuevo texto constitucional. Squella afirmó que no están de acuerdo con la propuesta que hasta el momento ha salido de la Comisión de Expertos. “Si tú me haces comparar el texto de la Comisión de Expertos con la Constitución vigente, me quedo con la Constitución vigente hoy día”.

“Hay ciertas materias que no están bien abordadas, por de pronto el derecho a la vida, hay cosas que corregir. Recogemos el texto y nos identifica el texto de la actual Constitución, donde defiende de manera correcta y adecuada la vida y entrega la penalización del aborto a la ley, yo creo que ese es un camino correcto y adecuado y me da la impresión que no debiera generarle conflicto a otros grupos”, manifestó.