Cambios para postular a Carabineros: aunque tenga tatuajes podrá ingresar

  • Ministra de Interior informó que se flexibilizarán los requisitos para postular a ser parte de la policía uniformada.

La ministra del Interior, Izkia Siches, anunció este jueves que se realizarán modificaciones a los requisitos para los que estén interesados en ingresar a Carabineros de Chile.

Tras una reunión en el Palacio de La Moneda con los subsecretarios de Interior, Manuel Monsalve, y de Prevención del Delito, Eduardo Vergara, la ministra informó en un punto de prensa sobre algunos contenidos en la reforma a las policías, presentando, a la vez, a quienes conformarán el Consejo para la Reforma y la Unidad Consultiva para la Reforma.

Siches señaló que, adaptándose a los nuevos tiempos, se modificarán las restricciones que existen para ingresar a Carabineros de Chile. “Hoy, las personas con caries, con pie plano o que midan menos de lo requerido no pueden ser admitidos por Carabineros de Chile, como tampoco lo pueden hacer personas que tengan tatuajes, aunque no sean visibles”.

“Estos criterios de exclusión ya no se aplicarán en el proceso de admisión de escuelas de Carabineros de Chile para este 2023”, indicó, añadiendo que mediante estos cambios “podremos incrementar la aceptación de los postulantes en un proceso de selección, pero también que nuestras policías sean un espejo de lo que es una sociedad diversa y que también tiene modificaciones y no pretende ser absolutamente homogénea”. Puso como ejemplo el caso de “una joven no podía acceder a la Escuela de Carabineros por sólo algunos centímetros de estatura. Con los cambios que haremos y a partir del 2023, Javiera podrá ser parte y, obviamente, ser una servidora pública como corresponde”.

La secretaria de Estado justificó los cambios indicando que la idea es “fortalecer el proceso de reforma, dotándolo de transversalidad y experiencia, reconocimiento y legitimidad”.

Para finalizar, expresó que “nuestro país presenta desafíos muy importantes en materia de seguridad y el rol de nuestras policías es imprescindible”, agregando que no hay democracia sin seguridad, “y no hay seguridad ni estado de derecho sin policías”.