Cañete puso un toque de magia para impulsar a la U hacia el Superclásico

Un golazo del volante le dio el 2-1 a los azules y su primer triunfo del torneo frente a una Unión Española que ya suma tres derrotas en cuatro fechas.

Por DANIEL PÉREZ PAVEZ

La U volvió a los triunfos con un valioso 2-1 sobre Unión Española que le concede tranquilidad para reforzar su búsqueda futbolística, con el respaldo de la primera victoria en el umbral del Superclásico ante un rival vacilante que transita caminos similares.

Para esta U de Dudamel nada es fácil en la cancha ni fuera de ella. Entre los propios errores e infortunios -como los contagios de varios de jugadores del plantel, por ejemplo-; los movimientos directivos en la cúpula del club y la evidente reticencia que provoca el técnico en los medios y la hinchada, el equipo azul busca consolidar su propuesta para empezar a construir una campaña que, hasta ahora, genera impaciencia.

En un duelo de necesitados bajo presión en este inicio de temporada, la U y Unión brindaron un primer tiempo intenso y trabado, con dominio alternado y pocos espacios para exigir a los porteros De Paul y Sánchez. Buscando optimizar los recursos, el técnico de los azules volvió a privilegiar a Henríquez sobre Larrivey en la titularidad, para completar el ataque con Contreras como «volantero» por una banda y el difuso Thomas Rodríguez por el otro sector.

Aunque al DT venezolano le lluevan críticas por todo -incluso, por su estilo de vestimenta, según comentaba anoche una radio deportiva-, hasta acá Dudamel no se quedó en la inercia e insiste en cambiar y probar nombres para encontrar la clave del rendimiento colectivo

Al frente, esta Unión renovada de Jorge Pellicer -un técnico nacional poco valorado por el medio-, intenta corregir y susperar las desconexiones de su circuito y especialmente la partida de la «joya» Palacios, que iluminaba al equipo con la exquisitez de su juego talentoso. En el primer lapso, sin embargo, el fuego de la lucha entregó algunos chispazos, pero lo mejor quedó para el segundo periodo.

Después, los primeros quince minutos del complemento regalaron un pasaje de gran lucimiento, especialmente por dos de tres goles de gran factura: en el 1 a 0, el recién ingresado Joaquín Larrivey definió con precisión frente al portero Sánchez, pero casi enseguida un afortunado pase-centro Gómez cruzó el área para sorprender a De Paul en el empate.

La inspiración de Cañete

Los goles abrieron espacios y motivaron estímulos para atacar con menos precauciones. Gracias a esa característica del juego, a los 65′ el conductor azul Marcelo Cañete brindó el mejor gol de la noche con un derechazo desde treinta metros que se clavó a las espaldas del arquero en un ángulo de la portería. Era golazo y ventaja que la U debía manejar poniendo mayor despliegue en el mediocampo, con Sandoval por ejemplo, y una reacción de Unión que encontró un buen catalizador en Farfán y Lemmo.

Agregando un tirazo de Henríquez en el travesaño, la U se sentía dominante en el trámite y el marcador, aunque todavía no acredita la densidad de juego que, probablemente, le redituará un rodaje mayor en este campeonato. A despecho de la presión final de la Unión, los azules pudieron sostener la ventaja con un adecuado ordenamiento defensivo y, en definitiva, celebrar su invicto y primera victoria de un torneo donde hasta ahora no tiene la valoración que corresponde.

Al fin, el resultado presagia tormenta para Unión por la mala campaña que sindica a Pellicer como eventual responsable y una búsqueda de soluciones que no descarta el cambio en la banca. Y, en rigor, merecido en su gestión y espectacular por el golazo de Cañete, el triunfo concede a la U una semana de relativa calma para proyectar el Superclásico en una fase donde aún se cuestiona todo y el equipo todavía no fideliza a una hinchada más escéptica de los habitual…

PORMENORES

Campeonato Nacional. Estadio: El Teniente. Árbitro: Fernando Véjar.

Universidad de Chile: Fernando de Paul; Yonathan Andía, Luis Casanova (18′ Osvaldo González), Ramón Arias, Camilo Moya; Gonzalo Espinoza, Marcelo Morales (69′ Diego Carrasco), Thomas Rodríguez (69′ Nahuel Luján), Marcelo Cañete (83′ Mario Sandoval); Simón Contreras (45′ Joaquín Larrivey), Ángelo Henríquez. DT: Rafael Dudamel.

Unión Española: Diego Sánchez; Stefano Magnasco, Federico Platero, Thomas Galdames, Marcelo Jorquera; Juan Pablo Gómez (67′ Rubén Farfán), Gerardo Navarrete, Víctor Méndez, Joe Abrigo (67′ Ignacio Lemmo); Patricio Rubio, Cristian Palacios. DT: Jorge Pellicer. Goles: 52′ Joaquín Larrivey (UCH); 61′ Juan Pablo Gómez (UE); 65′ Marcelo Cañete (UCH)