Antofagasta 1-0 U. de Chile

Carlos Muñoz volvió a meter ruido frente a la U

Acostumbrado a amargarles el pepino a los azules, el porteño definió a favor de Antofagasta un partido que se caracterizó por la abundancia de roces y la carencia de ideas.

Por JULIO SALVIAT

Si el estadio Calvo y Bascuñán hubiese estado lleno, como lo merecía la posición de los equipos disputando un puesto para competencias internacionales, el estruendo igual habría sido escaso en el primer tiempo.

Una situación complicada para Fernando De Paul, solucionada con un vuelo fenomenal para manotear un cabezazo de Felipe Flores e impedir un gol que parecía inevitable, y una tijera de Jason Flores que terminó con la pelota rozando por fuera uno de los verticales, era todo lo que había mostrado el ataque de los Pumas. Un susto para Ignacio González por un cabezazo muy bueno de Larrivey, que se fue desviado, era todo lo que habían conseguido los azules.

La lucha se dio en mediocampo, donde ninguno de los dos bloques dio licencias y ambos carecieron de capacidad creadora. La lucha fiera no tuvo ganador porque abundó la refriega y faltaron las ideas. Aun así, Antofagasta establecía cierta superioridad por el mejor trato a la pelota y porque contaba con dos atacantes muy abiertos que mantenían a raya a los laterales azules, especialmente a Jean Beausejour.

El estruendo lo produjo Carlos Muñoz con un misilazo desde un metro más atrás del semicírculo cuando se había cumplido el cuarto de hora después del descanso. Acostumbrado a amargarles el pepino a los azules, el porteño infló de nuevo los cachetes y apuntó sus índices hacia el cielo para celebrar lo que sería el gol de la victoria nortina. 

Desaprovechó buenas oportunidades el equipo nortino para reflejar antes del gol la supremacía. Un tiro libre de Peñailillo desde posición muy favorable, por ejemplo, quedó inscrito entro lo peor que se ha visto desde que se inició el fútbol profesional. Un par de milímetros detectados por el Var le quitaron otro gol a Carlos Muñoz, que le había hecho un sombrerito precioso al arquero de la U.

En desventaja, los azules mostraron todos sus defectos y escondieron todas sus virtudes. Aparte de que nadie le dio alguna oportunidad de gol a su celebrado goleador, Sebastián Galani, Diego Carrasco y Augusto Berríos dejaron preguntando a sus hinchas cuándo iban a hacer un pase bueno. A eso se agregó la intrascendencia del juvenil Mauricio Morales, la imprecisión de Gonzalo Espinoza, el oscurantismo de Walter Montillo y la soledad de Joaquín Larrivey.

De este modo, le quedó muy poco a la U para complicar siquiera a una defensa muy sólida, que ha recibido apenas tres goles en los últimos siete partidos y un arquero atento al que ni siquiera Unión Española pudo amargar. Recién a los 75’, cuando ya estaba Nicolás Guerra en la cancha, le llegó el primer trabajo a Ignacio González. Y lo cumplió con extrema facilidad porque el remate suave del propio Guerra iba directo a su cuerpo.

PORMENORES

Cancha: Estadio Calvo y Bascuñán.

Árbitro: Juan Lara.

ANTOFAGASTA (1): Ignacio González; Lucas Sosa (46’, Byron Nieto), Branco Ampuero, Gustavo Mencia, Nicolás Peñailillo; Marco Collao, Gonzalo Freitas, Andrés Souper (79’, Salvador Cordero); Felipe Flores (71’, Gary Tello), Carlos Muñoz (82’, Tobías Figueroa) y Jason Flores (82, Luis Guerra). DT: Héctor Almendoz.

U. DE CHILE (0): Fernando De Paul; Augusto Barrios, Luis Casanova, Diego Carrasco, Jean Beausejour; Sebastián Galani (90’, Simón Contreras), Mauricio Morales 69’, Camilo Moya), Gonzalo Espinoza (69, Nicolás Guerra), Jimmy Martínez; Wálter Montillo y Joaquín Larrivey. DT: Hernán Caputto.

Gol: 61’, Muñoz (A)

Amonestados: Ampuero, F. Flores y Figueroa (A); Berríos y Espinoza (U).

Expulsados: 90’, Carrasco (U).