Caso Restrepo: no hubo conciliación y hay juicio

Las atletas Poulette Cardoch y Berdine Castillo no aceptaron las “explicaciones” de la ex atleta colombiana, a quien acusan de discriminación, malos tratos y racismo.

Por EL ÁGORA / Foto: ARCHIVO

No hubo forma de que las atletas Poulette Cardoch y Berdine Castillo aceptaran una conciliación con Ximena Restrepo (foto principal), vicepresidente de la World Athletic. La dirigente es acusada de discriminación, malos tratos y racismo durante los Juegos Panamericanos Santiago 2023. Lo mismo, aunque en menor medida, sucede con Marcelo Gajardo, entrenador del equipo chileno de atletismo.

Pese al llamado a avenencia realizado por el Comité Nacional de Arbitraje Deportivo (CNAD), la audiencia continuará este sábado. El presidente del organismo, Eduardo Arévalo, hizo un llamado a la conciliación. “El deporte tiene muchas aristas y creo que la más importante es que somos capaces de reencontrarnos en torno a una competencia leal”, indicó Arévalo.

Agregó que “el hecho a probar es si sucedieron las conductas de discriminación y maltratos. Y, por supuesto, de algo que es un poco más fuerte: racismo. Todas se tendrán que acreditar”.

Pese a sus esfuerzos, no hubo una propuesta que dejara satisfechas a las denunciantes.

LAS DENUNCIAS

La polémica se suscitó porque Gajardo decidió borrar de la prueba a Poulette Cardoch y a la atleta de origen haitiano Berdine Castillo. Alineó, en su lugar, a María Fernanda Mackenna y Violeta Arnaiz, quienes tenían peores marcas que las anteriores.

Según la versión de Cardoch y Castillo, además de varios testigos, momentos antes de disputarse la posta, Restrepo presionó para sacarlas de la competencia. Además de hacerlo con malos tratos, garabatos de grueso calibre y actos discriminatorios y racistas.

La madre de la también atleta Martina Weil desató un caudal de declaraciones cruzadas entre los protagonistas.

Hace unos días, Restrepo, ex deportista olímpica colombiana de 55 años, intentó defenderse. “No fui ni discriminadora ni racista ni utilicé mis influencias ni mi poder para absolutamente nada”, afirmó.

Sin embargo, reconoció que, “debido a las circunstancias (como ver a Martina afectada de esa manera), me dejé llevar por las emociones y lo reconozco. No tengo ningún inconveniente”. Y agregó: “Sé que Berdine se pudo haber sentido atacada, ofendida, discriminada, pero esto es un malentendido”.

Una de las testigos, Valeria Alonso, integrante de la comisión del Decreto 22 de la Fedachi, refuta la versión de Restrepo. “El hecho de pedir explicaciones técnicas a directivos técnicos de Fedachi está fuera de toda norma y jurisdicción de su cargo. Sumado a esto, fue con garabatos, gritos y desconociendo la autoridad de los cargos técnicos de los entrenadores afectados. Son evidencias claras de haber cometido conductas de abuso de poder, maltrato y discriminación”.

De ser declarados culpables, habrá 10 días hábiles para que se redacte la sanción contra Gajardo y Restrepo. Los encargados de decidir son Arévalo, Luz María Gálvez, Ricardo Viteri, Héctor Ruiz y Jaime Mois.