Católica ganó a lo Beñat

Llegando poco y cediendo el protagonismo -en un partido que se resolvió en los últimos instantes-, la UC ganó por la mínima y de paso le quitó el invicto a Unión La Calera, equipo que llegaba a San Carlos con tres triunfos al hilo. El gol de Carlos Lobos no sólo sirvió para darle tres puntos a su equipo, sino que también para dejar atrás una semana marcada por el horrible debut en la Libertadores.  

Parecía empate clavado, pero un tiro libre al minuto 87 cambió la historia de un partido que tuvo a La Calera tal vez no como dominador, pero sí dueño del control de las acciones, manejando los ritmos y con una mayor búsqueda, aunque sin profundidad. La UC, que presentó sólo a cuatro habituales en la formación (Reboledo, Kuscevic, Aued y Fuenzalida), tuvo evidentes problemas de funcionamiento que impidieron la generación de llegadas claras.

En el primer tiempo prácticamente no tuvo ocasiones, sólo un remate de Bou atajado por Toselli, que hizo su reestreno oficial con la camiseta de la UC; y un intento de Leiva que se fue por poco desviado. En el otro arco Batalla tuvo una jornada tranquila en ese lapso inicial, que mostró a un  equipo visitante que se vio más cómodo en la cancha.

El cuadro dirigido por Meneghini llegaba al compromiso en San Carlos luego de tres victorias en el Torneo Nacional y dos empates en la Copa Sudamericana, por lo que no fue extraño ver a un equipo bien trabajado, con jugadas de primera y con rápidas coberturas. Pero careció de profundidad, especialmente en el segundo tiempo donde no inquietó más que con centros. La lesión de Bou, que no pudo ingresar en el complemento, más la ausencia por suspensión de Larrondo, perjudicó el potencial ofensivo de los caleranos.

Mientras que envalentonada por su público y por la necesidad de no perder más puntos de local, la UC comenzó a exigir a Batalla con remates de media distancia, y el ex River respondió. En tanto que Quinteros le dio más vitalidad al ataque con el ingreso de Riascos, que mostró entrega y compromiso, colaborando y saliendo desde atrás para generar alguna llegada, aunque no tuvo chances de gol.

Y en una jugada probablemente ensayada, Jeisson Vargas –que también retornó a casa- se la sirvió rasante a Lobos mientras todos esperaban un centro aéreo en otro sector, el volante controló y con el siguiente toque remató cruzado (´87), sin darle chances a Batalla. El gol, como sacado de un sombrero de mago, le regaló a Católica una victoria que a esas alturas parecía lejana, y que la levanta luego de su estrepitosa caída en Paraguay. Una victoria que mantiene a los Cruzados en la parte alta de la tabla, de cara a una semana que tendrá dos duros partidos: ante Rosario Central en San Carlos (miércoles 21:30 horas), y frente a Colo Colo en el Monumental (domingo , 12:00).       

Pormenores

Estadio San Carlos de Apoquindo

Público: 10.226 espectadores controlados

Árbitro: Felipe González

U. Católica (1): C. Toselli; R. Rebolledo, B. Kuscevic, V. Huerta, S. Magnasco (77’, J. Cornejo); C. Fuentes; J. P. Fuenzalida (57’, D. Riascos), C. Lobos, L. Aued, D. Henríquez (62’, J. Vargas); D. Valencia.

DT: Gustavo Quinteros.

U. La Calera (0): A. Batalla; Y. Andía, C. Vilches, P. Alvarado, E. Wiemberg; M. Laba; T. Rodríguez (67’, S. Zúñiga), J. Leiva, E. Isnaldo, F. Lobos; W. Bou (46’, J. Monreal).

DT: Francisco Meneghini.

Gol: 1-0: 87’, Lobos.

Tarjetas amarillas: Henríquez y Huerta (UC); Laba, Vilches y Alvarado (ULC).