Católica ganó la Supercopa y le dio otro golpe a la U

El equipo de Mario Salas levantó su segundo trofeo del año al imponerse 2-1 a la Universidad de Chile, equipo que mostró un alza futbolística pero que sumó su tercera derrota consecutiva. Luego del descanso, y con la ventaja en el marcador, los Cruzados cedieron el terreno, pero lo azules casi no generaron oportunidades. Becaccece confirmó que no renunciará.

Perder un clásico siempre complica a los cuerpos técnicos de los equipos. Caer dos veces con el mismo rival tradicional, en menos de 20 días, es una situación que pocos entrenadores pueden resistir. Sebastián Becaccece es uno de ellos, porque pese a caer frente a Católica en la definición de la Supercopa, cuando ya arrastra un año plagado de frustraciones, ratificó que no presentará su renuncia. Y los dirigentes de Azul Azul aparentemente no se inmutan.

La U veía en este partido la posibilidad de enmendar el rumbo, ganando algo en un año en que parece que no aumentarán los trofeos en sus vitrinas, para luego intentar con todo la remontada en el Clausura. Más que un bálsamo, la Supercopa terminó por enlodar aún más el presente Azul.

Católica, por su parte, llegó al Estadio Ester Roa con menos presión que la U, porque pudo salir del pozo luego del fracaso en la Sudamericana y del mal arranque en el torneo, que se cortó precisamente ante los dirigidos de Beccacece, el 27 de agosto.

Mario Salas salió a jugar con esa presión, mostrando un equipo con mucha paciencia, que no intentó con desesperación abrir la cuenta y que siempre estuvo atento en retaguardia. La U, en tanto, sin un libreto claro insistió en atacar por las bandas, especialmente por la izquierda, pero no generó daño, salvo por una presunta mano de Maripán no sancionada por Jorge Osorio.

Cuando parecía que se irían sin goles al descanso, la defensa Azul dudó en una salida y Católica no perdonó la distracción: Nicolás Castillo, de cabeza, anotó el primero (43´). Y cuando algunos hinchas Cruzados se seguían abrazando, en la cancha los que festejaban eran los Azules, luego de un buen frentazo de Gastón Fernández (44´).

Ese momento de alegría, que fue una suerte de resurrección, se esfumó con la nueva estocada cruzada, que llegó tras una sutil definición de José Pedro Fuenzalida, que nuevamente le dio el gol del título a la UC.

En el complemento la U tardó en reaccionar, y sólo lo hizo cuando Católica le entregó la cancha, retrocediendo considerablemente sus líneas. Pero ese dominio territorial no se tradujo en ocasiones reales, las que sólo llegaron o a través de dos balones detenidos servidos desde los costados.

La UC no sólo jugó con paciencia en el segundo tiempo, sino que también lo hizo con la tranquilidad que le daba la ventaja, provocando la desesperación de los Azules. Católica mostró buenos rendimientos individuales y estuvo cerca de liquidar el encuentro en los últimos minutos.

El pitazo de Jorge Osorio, que en los descuentos pudo haber sancionado un penal a favor de la UC, le dio aún más oxígeno a Mario Salas, que con dos trofeos en el bolsillo intentará aprovechar el impulso para pelear el Clausura, su principal objetivo.

Católica se suma al grupo de campeones de la Supercopa, conformado anteriormente por Unión Española, O´Higgins y Universidad de Chile, equipo que definitivamente no levanta cabeza en este 2016.

PORMENORES

Estadio Ester Roa Rebolledo, Concepción
Árbitro: Jorge Osorio

Universidad Católica (2): Cristopher Toselli; Cristián Alvarez (C), Germán Lanaro, Guillermo Maripán, Alfonso Parot; César Fuentes, Enzo Kalinski, Diego Buonanotte (83′ Fabián Manzano); José Pedro Fuenzalida (88′ Stefano Magnasco), Ricardo Noir (75′ Sebastián Jaime), Nicolás Castillo.
DT: Mario Salas.

Universidad de Chile (1): Johnny Herrera (C); Matías Rodríguez, Alejandro Contreras, Christian Vilches, Jean Beausejour (86′ Mario Briceño); Yerko Leiva (68′ Nicolás Maturana), Lorenzo Reyes, Gustavo Lorenzetti; Juan Leiva, Gastón Fernández, Jonathan Zacaría.
DT: Sebastián Beccacece.

Goles: 1-0, 42′ Castillo (UC); 1-1, 44′ Fernández (UCH); 2-1, 46′ Fuenzalida (UC).

Amonestados: Lanaro (UC); J. Leiva (UCH)