Católica no tuvo piedad con Antofagasta

Jugando un gran segundo tiempo, la UC aplastó 5-1 a los Pumas, resultado que complica el futuro del técnico Ameli y que consolida la primera posición de los Cruzados.   

Nuevamente el equipo de Gustavo Quinteros demostró en la cancha la diferencia que existe en la tabla de posiciones con su rival de turno. Tal como lo hiciera la fecha pasada en su visita a Cobresal –aunque sin un marcador tan expresivo- la UC aprovechó de pasarle por encima a un adversario que le hizo muy poco daño en los noventa minutos, pero que de todas maneras se las arregló para irse al descanso con un empate.

Sin brillar, la UC fue mucho más que Antofagasta en esa etapa inicial, donde encontró la ventaja con un cabezazo de Riascos (´33) luego de un centro perfecto de Cornejo. Hasta ese instante el arquero Hurtado era el principal responsable de mantener el cero. Antes, Católica se acercó con peligro, pero con intermitencia, hasta que Puch y Pinares –figura de la jornada- comenzaron a encarar con mayor frecuencia.

La desazón nortina, sin embargo, duró muy poco, porque en la jugada siguiente Jason Flores marcó la igualdad (´36) en una maniobra que se inició con una claro mano de Figueroa desestimada por el árbitro Garay. De esta forma se repetía nuevamente un empate entre Cruzados y Pumas, tal como ocurrió en los dos enfrentamientos de la temporada anterior, sin embargo, la historia tendría un cambio radical en el segundo tiempo.

El gol de Aued (´56), que sin marca la pudo empujar luego de un tiro de esquina, comenzó a marcar el desequilibrio de un partido que definitivamente se quebró con la expulsión de Eduard Bello (´75), delantero venezolano que duró tres minutos en la cancha debido a un planchazo propinado a Cornejo.  

Si Antofagasta generó muy poco con once jugadores, con uno menos no fue capaz siquiera de ilusionar a sus hinchas, porque la pelota nunca más llegó al área de Dituro. Por el contrario, los últimos minutos se jugaron íntegramente en el campo nortino, donde llegaron tres goles más para cerrar la goleada. El más hermoso de la jornada, y probablemente de la fecha, lo aportó Pinares, que con gran técnica recuperó un balón en mitad de cancha para luego avanzar hasta la entrada del área y definir con un perfecto sombrero que dejó sin reacción a Hurtado (´83). Después llegaría el de Buonanotte, que eludió al arquero luego de recibir en discutible posición (´86), y finalmente el de Fuenzalida (´94), que definió ante una defensa ya entregada.

Antofagasta posiblemente sufrirá un cambio de entrenador en el receso, porque el equipo no ofrece las mismas respuestas de la temporada pasada, pese a contar con buenos jugadores. La desconcentración le costó caro a los Pumas, porque siempre fueron anticipados y en su área perdieron generalmente los duelos. Ofensivamente mostraron poco y nada.

En tanto que Católica sigue sólida en lo más alto de la tabla, arrasando especialmente a los rivales que atraviesan por un duros momentos. Ahora, eso sí, tendrá que refrendar el nivel en su próximo desafío internacional ante Independiente del Valle.

Pormenores

Estadio San Carlos de Apoquindo

Público: 9.182 espectadores controlados

Árbitro: Cristian Garay

U. Católica (5): M. Dituro; R. Rebolledo, G. Lanaro, B. Kuscevic, J. Cornejo; I. Saavedra (85’, C. Fuentes); C. Pinares, L. Aued; J.P. Fuenzalida, D. Riascos (76’, D. Buonanotte), E. Puch.

DT: Gustavo Quinteros.

Antofagasta: F. Hurtado; G. Fierro, T. Astaburuaga, N. Delfino, N. Peñailillo; B. Ampuero (71’, O. Hernández), M. Collao (71’, E. Bello); J. Flores (82’, A. Balboa), R. Blanco, F. Flores; T. Figueroa.

DT: Gerardo Ameli.

Goles: 1-0: 33’, Riascos (UC); 1-1: 36’, J. Flores (ANT); 2-1: 56’, Aued (UC); 3-1: 83’, Pinares (UC); 4-1: 86’, Buonanotte (UC); 5-1: 90+4’, Fuenzalida (UC).

Tarjeta amarilla: Astaburuaga (ANT)

Tarjeta roja: 75’, Eduard Bello (ANT).