La UC tuvo una cómoda faena en el desierto

Ante un Cobresal que mostró prácticamente nada, la Universidad Católica se impuso 2-0 en El Salvador y estiró a cuatro puntos la ventaja con su escolta.

Sólo promediando el primer tiempo Cobresal intentó hacerle daño a Católica, cuando la cuenta todavía estaba en blanco y después de un claro dominio Cruzado. En ese momento el equipo de Gustavo Huerta adelantó sus líneas por primera vez en el partido, pero los locales no tuvieron consistencia para hacerle daño a Dituro, ni siquiera cuando tuvieron sus mejores minutos en un encuentro en el que estuvieron muy lejos de sumar.

Antes de eso -y después también-, el dueño del partido era el cuadro precordillerano, equipo que perfectamente pudo abrir el marcador mucho antes del gol de Puch (´37), que con un furioso zurdazo dejó sin opciones a López. El arquero minutos antes había atropellado al propio seleccionado nacional, en un clarísimo penal no sancionado por Deischler.

Puch, que a diferencia de las últimas fechas nuevamente fue muy importante para el triunfo de Católica, generó constante peligro por el sector izquierdo. Mientras que Pinares –sin brillar como en otras jornadas- también fue una preocupación permanente y estuvo muy cerca de anotar, no así Sebastián Sáez, cuyo rendimiento dejó en evidencia que venía de un par de semanas de baja por lesión.

Por lo mismo Quinteros reemplazó al Sacha en el entretiempo, y en su lugar ingresó Valencia, delantero que tuvo dos veces la tranquilidad en sus pies, pero no estuvo fino para definir. Por su parte Cobresal jamás mostró poder de reacción, pese a las innumerables oportunidades en que Católica perdonó, porque pudo haber asegurado el triunfo mucho antes del penal convertido por Aued (´81), sancionado por clara mano de Fuentes.

Solo en ese momento Cobresal insinuó algo y se generó la llegada más clara con un remate de Carlos Muñoz que dio en el palo, pero no fue más que un intento por maquillar el resultado, porque a esas alturas la suerte estaba echada. En el estadio El Cobre se observó la diferencia que existe entre el puntero y uno de los equipos que probablemente luchará por la permanencia hasta el final.

El local estuvo lejos de ser el equipo de otras jornadas que en su cancha intenta asfixiar a sus rivales, por el contrario, el cuadro de Huerta mostró excesivo respeto por Católica, tanto que nunca estuvo cerca de amagar el triunfo Cruzado. Cobresal necesariamente tendrá que reforzarse en el receso, para sumar variantes en ofensiva, porque la ausencia de un hombre como Cantero –que no ha podido debutar en el torneo por problemas físicos- se ha notado y mucho.

En tanto que Católica, que venía de dos derrotas consecutivas –ante O´Higgins y Gremio- volvió a demostrar que en el plano local marca diferencias, las que pretenderá estirar aún más en las dos jornadas que quedan cuando enfrente de local a Antofagasta y Unión Española. De momento la UC sigue cómoda en lo más alto de la tabla, a cuatro puntos de ventaja de Colo Colo, su más cercano perseguidor.     

Pormenores

Estadio El Cobre de El Salvador

Público: 1.512 espectadores controlados

Árbitro: César Deischler

Cobresal (0): López; Rojas, Godoy, González; Ureña (46’, Gutiérrez), Farías, Reynero, Poblete (64’, Figueroa), Filla (46’ Céspedes), Jorquera; Muñoz.

DT: Gustavo Huerta.

U. Católica (2): Dituro; Rebolledo, Lanaro, Huerta, Cornejo; Saavedra, Aued; Fuenzalida, Pinares (73’, Lobos), Puch (84’, Buonanotte); Sáez (46’, Valencia).

DT: Gustavo Quinteros.

Goles: 0-1: 37’, Puch (UC); 0-2: 82’, Aued (UC).

Tarjetas amarillas: Farías, Ureña, Céspedes, López, Godoy (CS); Valencia, Saavedra (UC).