Celso Loyola, fundador de Destilería Urbana: “Rescato los productos de nuestra tierra, de Chile”

Su emprendimiento utiliza desperdicios de cerveza para fabricar licores y ha ganado dos premios con sus productos Whisky Revolución y Gin Maestro.

Por PEDRO LIENQUEO / Foto: GENTILEZA

En 2018 comenzaron con la producción de destilados basándose en los desperdicios de cerveza y en 2020 crearon su empresa llamada Destilería Urbana, que se hizo aún más conocida por recibir dos premios importantes: por crear Whisky Revolución (que es el primero en ser sustentable en el mundo) y Gin Maestro (que se le catalogó como el más espirituoso).

Uno de los representantes del emprendimiento es el ingeniero en alimentos Celso Loyola, quien dio detalles de su negocio a El Ágora. “Nosotros recolectamos todo el excedente de microcervecería, la cerveza que no tuvo éxito en el mercado, la que no tuvo una buena aceptación, la que se venció, la que perdió el gas o que simplemente le entró una bacteria, un hongo o se contaminó”, afirma.

Luego agrega que “nosotros las extraemos y las juntamos para hacer esta destilación, en la cual recuperamos y rescatamos este espíritu de la cerveza, que es el destilado y que es conocido como cebada. Con eso se trabaja”.

-¿Cómo y cuándo nace este proyecto de destilería urbana?

Nace en 2018, después de la creación de la empresa Alambiques Chile, en el cual nosotros fundamos y formamos el armado de la destilación, generando cultura y enseñando a destilar tanto en Chile como en Latinoamérica. Además, nace con la inquietud de mostrar no solamente el uso del equipo, sino que poder evidenciar que se podía elaborar destilados de muy buena calidad.

-Me imagino que debe existir una buena relación con los dueños de los bares para obtener los desperdicios de cerveza…

Partimos con bares, creo que fueron 88. Y después nos dimos cuenta de que la logística era muy complicada, entonces empezamos a trabajar netamente con productores más grandes, como fábricas de cerveza o microcervecerías directamente.

-De acuerdo a tu experiencia en el rubro, ¿es mejor el pisco peruano o chileno?

Para hacer un resumen, son dos productos distintos. Son incomparables, porque el pisco peruano se hace con ciertas cepas, que son 14 y de las cuales se usan nueve, prácticamente. Y en Chile, de las nueve que se usaban antiguamente, ahora son cinco, que es Torontel, Moscatel de Alejandría, Moscatel de Austria, Moscatel Rosada y Pedro Jiménez. Pero si nos vamos directamente a la calidad, al pisco peruano en su proceso de elaboración, en la destilación, todavía le agregan alcohol metílico, que es lo primero que sale en la destilación. El pisco chileno es mejor porque no tiene esas trazas de metanol y son de dos o tres destilaciones hacia arriba.

-Han recibido dos premios: por crear el primer whisky sustentable del mundo y por la elaboración del mejor gin. Me imagino que esos galardones hicieron que su emprendimiento tuviera un salto mayor, ¿no?

Nosotros tuvimos un alza, hemos tenido harta cobertura de prensa. Eso ha ayudado a la venta, pero no te asegura una venta fija. De repente hay meses buenos o malos. Eso es bien improbable. También se debe tener en consideración la economía a nivel mundial o con la que se va desarrollando en el país.

-¿Cómo se gestó el hecho de impartir clases de preparación de destilados?

Nosotros desarrollamos este arte porque nos gusta enseñarlo y tratamos de ir formando maestros destiladores y profesionales del área de forma correcta. No sólo hemos hecho clases en Chile, sino que también en Bolivia, Perú, Colombia, Uruguay y Argentina. Tenemos el expertiz. Mi novia es ingeniera química, mi socio de Destilería Urbana es ingeniero químico y yo soy ingeniero en alimentos.

-¿Cómo logras sostener este emprendimiento? ¿Cuántos socios tienes?

En Alambiques Chile estoy solo. En Alambiques Colombia estoy con mi novia. Y en Destilería Urbana somos cuatro.

-Me imagino que empresas reconocidas o clientes reconocidos se han acercado a ti por tu servicio, ¿no?

Gran parte de las empresas se han acercado por mi trayectoria y por ser el pionero. Yo traje este arte de la destilación –si bien existía en la Tercera y Cuarta Región- yo traje la cercanía de los equipos de 1, 3, 5 y 10 litros para que pudieran destilar en la casa, en lo cotidiano, en lo doméstico. En Europa esto se usa mucho, o sea, las destilaciones allá se hacen como cocinar en la casa.

-¿El sabor de los productos que elaboras son muy distintos a los productos tradicionales?

Yo trato de hacer algo bien propio. Trato de mantener el sello de mis ideas creativas. Trato de innovar mucho con los sabores. Rescato los productos de nuestra tierra, de Chile. En Whisky Revolución no quise usar nada norteamericano, sino que usé frutas de acá, como la papaya, el huesillo canela y el berry. Y a uno le agregamos una miel que viene de Los Ángeles, Región del Biobío.

¿Qué planes tienes? ¿Participarás en otros eventos donde expondrás los destilados?

Tenemos la idea de hacer una feria de destilados chilenos. Tenemos otra de hacer un programa de televisión. Y tengo mi proyecto personal, que es enseñar el arte de la destilación gratuita en YouTube, Twitter, Instagram… Y estamos en el desarrollo de un producto, que es un digestivo. Es un licor de hierbas, similar al araucano. Es algo interesante que está en vías de desarrollo.